Descargar
Adjunto

JHONNY PARIONA la resiliencia, un modelo de vida

Cuando tenía 13 años, Jhonny Pariona entendió para siempre que la vida puede cambiar de un momento a otro. Las lluvias originaron que el río Rímac aumente demasiado su caudal, y Jhonny fue testigo de cómo se inundaba la chacra que tenían sus padres en el poblado de El Carrizal, en Ate Vitarte, perdiendo casi tres hectáreas de sembríos. De pronto, la familia Pariona se quedó sin nada. Y había que volver a empezar.

Jhonny tiene actualmente 50 años, está casado y tiene una hija de 16 años. Los huaycos y desbordes son una constante en su vida, pero ya no es un niño que observa asustado. Es un hombre que afronta, que busca soluciones. Desde aquella triste imagen de su chacra estropeándose por el río, se preguntó por qué no se podía evitar el desastre, y se ha pasado la vida tratando de darle sentido a su respuesta.

Tiene vocación de líder. Es dirigente de la margen izquierda del río Rímac en Ate, y lleva cuatro años fortaleciendo su liderazgo junto a Soluciones Prácticas y el proyecto Aliados ante Inundaciones, ejecutado por la Fundación Zúrich. “Me llamó mucho la atención el logo y el nombre del proyecto”, nos dice Jhonny una tarde de junio en El Carrizal. “Yo lo que buscaba era precisamente un aliado, y me generó curiosidad e ilusión lo que leí: ‘Aliados ante Inundaciones’”.

Jhonny llevaba mucho tiempo luchando contra la indiferencia. Sentía que su comunidad estaba destinada al abandono, a la indiferencia. Y de pronto aparecía un proyecto que le ofrecía un apoyo. “Gracias a Soluciones Prácticas yo recuperé la fe”, nos cuenta, agradecido. Incluso desde antes de la llegada del proyecto, Jhonny era capaz de hacer todo lo que esté a su alcance para plasmar su queja, su mensaje, su pedido.

 

“Una vez empezaron con los trabajos de la construcción de una autopista sin limpiar el río en ambas márgenes. No tuvieron la prevención de que los huaycos se iban a adelantar, y nos terminaron perjudicando. Y como no hacían caso a mis reclamos, me fui a la prensa, a la radio y a la televisión. Eso ayudó, pues las autoridades arreglaron la situación al poco tiempo”.

UN LÍDER RESILIENTE

Lo que más rescata Jhonny de su acercamiento a Soluciones Prácticas es haber aprendido a gestionar y a fortalecer su discurso. Eso lo ha llevado a ser, como él mismo dice, “el puente entre mi pueblo y las autoridades. He encontrado herramientas para poder hablar con cualquier autoridad, desde el alcalde del distrito hasta el gerente municipal, y también puedo ir hasta el congreso, gestionar y dejar cartas. Antes me cohibía. He aprendido a desarrollarme, a expresarme mejor. Ahora tengo un discurso mucho más claro sobre gestión de riesgo de desastres, y así es más fácil que las autoridades competentes me tomen en cuenta, que me escuchen”.

En ese sentido, Jhonny cumple a la perfección con uno de los propósitos del proyecto, que es trabajar en conjunto entre comunidades de la cuenca y autoridades para lograr impactos sostenibles. “Uno de mis principales logros ha sido quitar la generación de una mesa de articulación con la Autoridad Nacional del Agua (ANA) y la Municipalidad para que se coloquen los hitos en El Carrizal, que entre otras cosas, prohíben que la gente invada las zonas libres. Es una misión que busqué desde hace ocho años, ya que desde el año 2010 nos dijeron que este espacio debería quedar libre porque es un camino de vigilancia, según la ley de recursos hídricos. Hasta el día de hoy lo mantenemos así. Y el poder compartir con Soluciones Prácticas me ayudó a dar el batacazo, digamos, y eso me va a abrir las puertas para que la estructura pública del estado pueda invertir en esta margen”.

No se trata de un logro menor, pues El Carrizal se ha convertido en una de las primeras comunidades en proteger la faja marginal e impedir la invasión de la zona libre. “Yo hice partícipe a los demás vecinos. Entendieron cómo gestionar y cómo ser parte de la solución. Así hemos podido obtener maquinarias, petróleo, combustible. Podríamos decir que somos una comunidad resiliente. No nos quedamos de brazos cruzados esperando la ayuda, sino que nosotros vamos en búsqueda de encontrar soluciones. Y si hay que colaborar económicamente, lo hacemos”.

Uno de los objetivos del proyecto Aliados ante Inundaciones es sembrar una semilla en la comunidad para que una vez que se terminen las actividades del proyecto, ellos puedan continuar con los trabajos, y sean los ciudadanos el principal motor del desarrollo. Jhonny ha recibido de la mejor manera el mensaje. Y desde su posición, va a luchar por seguir haciendo llegar su voz, la voz de su comunidad. “Queremos tener una defensa rivereña, que esta zona se convierta en una zona de recreación pública, que sea un boulevard. Que la reforestación llegue hasta la zona de Santa Clara, y vivamos en armonía con el medioambiente. Estos cuatro años de trabajo con Soluciones Prácticas son mi respaldo para creer que sí es posible hacerlo”.

Fuente: Soluciones Prácticas

Facebook Twitter LinkedIn WhatsApp