infoinundaciones
Reconstrucción sin reubicación: construyen casas en zonas afectadas por El Niño costero Reconstrucción sin reubicación: construyen casas en zonas afectadas por El Niño costero


Reconstrucción sin reubicación: construyen casas en zonas afectadas por El Niño costero

El año pasado, en varias oportunidades, los ex ministros de Vivienda, Construcción y Saneamiento Edmer Trujillo y Carlos Bruce coincidieron en que unas tres mil familias de Piura damnificadas por El Niño costero debían ser reubicadas. Se trataba de personas cuyas casas habían sido declaradas inhabitables tras las lluvias y los desbordes del río Piura. No obstante, a la fecha estas familias no han sido reubicadas y les han construido viviendas en las mismas zonas de riesgo.

Por ejemplo, en Pedregal Chico, en el distrito de Catacaos, se han levantado setenta módulos de vivienda definitivos sobre los terrenos que fueron arrasados por los desbordes de marzo del 2017. “Si volviera a llover el próximo año, toda esa inversión se perdería, se la llevaría el agua”, opinó Eduardo Arbulú, jefe del Centro de Operaciones de Emergencia Regional (COER) de Piura.

Según la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (ARCC), a la fecha se han reconstruido 800 casas en Piura y hay 910 en ejecución. Los módulos se edifican en Piura, Castilla, Catacaos, Cura Mori, Paita y Morropón (Chulucanas). Según fuentes consultadas por El Comercio, todas estas casas están en zonas vulnerables a inundaciones.

—Riesgo no mitigable—

La Ley de la Reconstrucción con Cambios señalaba en su octava disposición complementaria que los gobiernos regionales debían declarar cuáles eran las zonas de riesgo no mitigable (aquellas de alto riesgo) en un plazo de noventa días desde la publicación del plan de reconstrucción, en setiembre del 2017. Esto no ocurrió.

Debido a ello, el sector Vivienda declaró cuarenta en zonas de riesgo no mitigable en el país. En Piura se delimitaron, por ejemplo, Castilla y Catacaos, pero solo en las áreas cercanas a la faja marginal del río Piura.

No se incluyeron las zonas de alto riesgo que había identificado el Centro Nacional de Estimación, Prevención y Reducción de Riesgo de Desastres (Cenepred) en junio del 2017, tras las inundaciones.

“Si hubieran tomado en cuenta [los estudios del Cenepred], deberíamos reubicar todo Catacaos porque está en zona de muy alto riesgo. El sector Vivienda no ha incluido a esa población”, dijo Arbulú.

—Oportunidad perdida—
?
Los estudios que hizo Cenepred en Piura establecen las zonas de alto riesgo y muy alto riesgo ante inundaciones, que son –básicamente– las más dañadas por El Niño costero: Catacaos, Castilla, Paita, Tambogrande y Morropón. Entre sus recomendaciones, destacan la elaboración de un plan de prevención y reducción de riesgo, así como un sistema de alerta temprana ante inundaciones.

Para Arbulú, la población de Pedregal Chico debió ser evacuada a una zona más segura. “Debemos apuntar a crecer hacia zonas seguras, de acuerdo con el plan de desarrollo urbano y acondicionamiento territorial. Hay posiciones técnicas a las que no estamos haciendo caso”, lamentó Arbulú.

Con él coincidió el ex jefe de la Dirección Nacional de Vivienda (que depende del sector Vivienda) Fernando Neyra Palomino, quien dijo que es muy impopular declarar las zonas de alto riesgo no mitigables. “Pero en términos técnicos es necesario hacerlo. Ellos [el sector Vivienda] no han declarado las zonas de Catacaos o Castilla porque generaría un conflicto social. Hay un manejo político de este tema, sin criterio técnico”, dijo.

Neyra añadió que no hay una estrategia de planificación en la reconstrucción. “No hay un esquema de inundación, de manejo de cuencas, de acondicionamiento territorial. Estamos repitiendo el riesgo”, comentó.

—Problema complejo—
?
El gobernador regional de Piura, Reynaldo Hilbck, dijo a El Comercio que es imposible mover a la gente de Catacaos o de Piura “por un tema cultural y social, y porque siempre han vivido allí”. Añadió que, en reemplazo, se hará un control de inundaciones en la parte alta del río Piura, y a este se le dará salida al mar. Estos son proyectos contemplados en el plan de reconstrucción, pero cuya ejecución tardará más de cinco años.

El Ministerio de Vivienda informó, a través de un correo electrónico, que las casas en Piura fueron afectadas debido a su propia vulnerabilidad “al haber sido construidas con material rústico y cementación no adecuada”. Agregó que para evitar inundaciones se ha ensanchado el cauce del río Piura, con la ampliación del puente Independencia, en el Bajo Piura.

Pese a la evidencia que indica lo contrario, el sector informó que las viviendas se reconstruyen teniendo en cuenta el mapa de peligros de Indeci y Cenepred. Dijeron que continuarán con la determinación de zonas de riesgo no mitigables.

Fuente: El Comercio

Leer

infoinundaciones
En 16 minutos se sabrá si un sismo causará tsunami En 16 minutos se sabrá si un sismo causará tsunami


 

En 16 minutos se sabrá si un sismo causará tsunami

En tan solo 16 minutos, la población que habita en las costas del país sabrá si debe evacuar hacia zonas altas ante el riesgo de un tsunami luego de un sismo de 7 grados de magnitud, gracias a la actualización de los protocolos de reacción ante una emergencia implementados por el Estado.

 

Así lo informó el jefe del Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci), general Jorge Chávez, después de suscribirse la actualización de ese protocolo junto con el Instituto Geofísico del Perú (IGP) y la Dirección de Hidrografía y Navegación (DHN) de la Marina de Guerra del Perú.

Explicó que las nuevas tecnologías, apoyada por las redes sociales de las instituciones involucradas, permitirán que este tiempo de respuesta se reduzca de 40 minutos (con el protocolo del 2012) a 16 minutos. “Con esta actualización del protocolo buscamos comunicar a la población lo que verdaderamente está sucediendo, con el fin de que se proteja”, manifestó.

Por su parte, el jefe del IGP, Hernando Tavera, informó que la institución optimizó sus mecanismos de análisis de la información para ofrecer una respuesta más rápida ante un evento natural como un sismo, por medio de las 50 estaciones satelitales que hay en el ámbito nacional.

A su turno, el director de la DHN, contralmirante Manuel Paz, indicó que la Marina mejoró su equipamiento para la gestión de riesgo de desastre con la instalación de 19 estaciones mareográficas, que permiten monitorear el comportamiento del mar.

Dato

El Indeci estableció una alianza estratégica con el Comité de Radio para difundir la alerta o alarma en caso de tsunami.

Fuente: El Peruano

Leer

infoinundaciones
Colombia reporta más de 600,000 personas afectadas por desastres naturales en 2017 Colombia reporta más de 600,000 personas afectadas por desastres naturales en 2017


Colombia reporta más de 600,000 personas afectadas por desastres naturales en 2017

Un total de 603,302 personas resultaron afectadas en 2017 por desastres naturales en Colombia, según cifras de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), recopiladas en un informe de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA) difundido este miércoles.

En el texto se precisa que "las inundaciones representaron el mayor impacto en la población, con 477,866 personas" damnificadas, que corresponden a un 79 %.

Por tipo de eventos figuran los damnificados por vendaval (46.128 personas), avalancha torrencial (28,615), creciente súbita (25.084), deslizamiento (23,016) y otros (2,593).

Con la información de las autoridades colombianas que atendieron dichas emergencias se logró determinar que los desastres generaron múltiples afectaciones en temas como la seguridad alimentaria debido a la pérdida de gran cantidad de hectáreas de cultivos.

Asimismo, se evidenciaron problemas en la educación por el daño a las infraestructuras, muebles y enseres, y en la salud, asociados al agua, el saneamiento y la higiene.

De hecho, la OCHA aclaró que actualmente "persisten las necesidades humanitarias por la recurrencia de eventos con carácter cíclico asociado a las temporadas de lluvias y sequía en diferentes regiones del país".

En el informe se destaca que en 2017 las afectaciones sumaron 64,271 hectáreas de cultivos, 1,138 viviendas, 805 heridos, 693 vías, 504 muertos, 202 centros educativos, 169 acueductos, 107 centros comunitarios, 102 puentes vehiculares, 99 desaparecidos, 91 puentes peatonales, 40 alcantarillados y 18 centros de salud.

Fuente: RPP

Leer

infoinundaciones
Embajada de Suiza y Áncash unirán acciones en gestión de riesgo de glaciares Embajada de Suiza y Áncash unirán acciones en gestión de riesgo de glaciares


Embajada de Suiza y Áncash unirán acciones en gestión de riesgo de glaciares

El embajador de Suiza en el Perú, Markuz Alexander Antonietti, y autoridades de Áncash, junto a los representantes de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (Cosude) evaluaron los avances alcanzados por el Proyecto Glaciares en el marco del Programa Global de Cambio Climático. Ambos unirán acciones en gestión de riesgo de glaciares.

Markuz Alexander Antonietti manifestó que esta iniciativa busca mejorar la capacidad de adaptación integral y de reducción de riesgos de desastres frente al fenómeno de retroceso glaciar en nuestro país, y particularmente en la región Áncash.

Informó que el Proyecto Glaciares promovió iniciativas de inversión pública y privada, así como se consolidaron los mecanismos de gestión de riesgo de desastres y de adaptación al cambio climático. Además, se informó y sensibilizó a las autoridades y comunidades respecto de la importancia, los impactos, y oportunidades que ofrece la gestión de riesgos de origen glaciar.

En este contexto, Markuz Alexander enfatizó que “antes que nos falte el petróleo nos faltará el agua”, y esta clase de proyectos buscan asegurar la presencia del líquido elemento en el mundo. También se refirió a los desastres naturales y la necesidad de prevenirlos o estar preparados para afrontarlos.

Por su parte, la gerente de Recursos Naturales del Gobierno Regional de Áncash, Mirtha Cervantes Alvarado, destacó este Proyecto Glaciares, refiriendo además que en la región existen 22 lagunas que revisten peligro para la población.

“No solamente están ubicados en el Callejón de Huaylas sino también en otros lugares como Huari donde hay dos lagunas potencialmente peligrosas”, detalló.

Asimismo, se destacó la necesidad de contar con un Sistema de Información Ambiental Regional (SIAR), lo cual fue un consenso entre los participantes.

En esta reunión participaron también representantes de la ANA, PNH, Sernanp, Serfor, Minagri, Indeci, entre otros.

El Proyecto Glaciares es una iniciativa de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (Cosude).

Visita a la laguna Palcacocha

Tras la reunión, la delegación Suiza y los funcionarios regionales de Áncash, realizaron una visita guiada por la laguna Palcacocha.

La inspección, por parte de funcionarios del GRA e instituciones científicas, se enmarca en el intercambio de experiencias por parte del gobierno de Suiza en la región y la creación del Sistema de Gestión Ambiental Regional, el cual permitirá consolidar toda la información de diversas organizaciones que investigan temas de recursos hídricos, cambio climático, biodiversidad, entre otros.

La comitiva fue encabezada por el embajador de Suiza en Perú, Markuz Alexander Antonietti. La delegación llegó hasta la laguna Palcacocha, con la finalidad de observar la situación de la gestión en riesgo de esta laguna, debido al peligro que representa para la ciudad de Huaraz.

En ese marco, el presidente ejecutivo del Instituto Nacional de Investigación en Glaciares y Ecosistemas de Montaña (Inaigem), Benjamín Morales Arnao, y los directores de línea de esta institución, Jesús Gómez López, Ricardo Villanueva Ramírez y David Ocaña Vidal, explicaron sobre el peligro de las avalanchas que caen a la laguna Palcacocha y que podrían originar un evento de carácter catastrófico.

Es preciso indicar que un día antes, los representantes de la Cooperación Técnica Suiza y las autoridades del Inaigem sostuvieron una reunión técnica, en donde expusieron los resultados de la cooperación técnica y se discutieron los avances del Proyecto Glaciares+, que culminará próximamente.

Fuente: Andina

Leer

infoinundaciones
La experiencia de Cuba en la gestión de riesgos de desastre La experiencia de Cuba en la gestión de riesgos de desastre


La experiencia de Cuba en la gestión de riesgos de desastre

Científicos cubanos que visitaron hace poco República Dominicana en una misión de carácter académico coinciden en que la falta de percepción con respecto a las amenazas y peligros de los desastres naturales es un tema generalizado en las comunidades del Caribe.

Esto contribuye, dicen, a que cuando llegan eventos como los huracanes de gran intensidad, parecidos a los que han afectado la región en las temporadas 2016 o 2017, no encuentren a las comunidades preparadas para dar una respuesta organizada.

En Cuba, sin embargo, estos fenómenos no suelen causar tanto daño como en los otros países del Caribe.
Y se debe, explican los expertos en geociencias Fernando Guasch Hechavarría, Tereza Hernández Columbié y Rafael Guardado, a que este país acumula desde la década de los 60 una experiencia bastante consolidada en el sistema nacional de prevención y atención de desastres que parte de cinco paradigmas fundamentales: la organización, la planificación, la capacitación, el entrenamiento y la solidaridad humana.

“Obviamente, como país en vías de desarrollo aún convivimos con un grupo de factores de vulnerabilidad que hacen que esos eventos, cuando pasen por Cuba, si bien no dejan una estela de gran cantidad de muertos, sí nos afectan a la economía”, dice Guasch.

¿Qué hace Cuba, cuya población ronda los 11.5 millones de habitantes, para que les afecte menos? Entre muchas cosas, en Cuba se organiza anualmente un simulacro nacional.

“Al mismo tiempo, a lo largo y ancho del país, durante dos días, en mayo, justo antes del inicio de la temporada ciclónica”, explica Guardado, profesor de Geología del Instituto Superior Minero Metalúrgico de Moa.

A partir de 2015, con la implementación en Cuba del Marco de Acción de Sendai, un instrumento promovido por Naciones Unidas para la reducción de desastres, el país se dedica con esmero a la semana dedicada a la reducción de los riesgos de desastres previo al inicio de la temporada ciclónica, que va del primero de junio al 30 de noviembre.

En esa semana, cada una de las provincias y municipios centra su atención en los principales factores de vulnerabilidad. Se aprovecha y se limpian las cañadas, se podan los árboles y se toman acciones preventivas. Y al final de la semana se desarrolla durante dos días el ejercicio nacional que llaman Meteoro.

“El primer día, sábado, es dedicado a puntualizar el funcionamiento de los órganos de dirección del sistema nacional de prevención de desastres en Cuba. Ese día, el Consejo Nacional de Defensa Civil, los consejos provinciales, municipales, distritales y populares se reúnen y puntualizan los planes: qué dice el plan que tenemos que hacer y qué capacidad de respuesta tenemos. Ahí se puntualiza quién va a poner el transporte, quién el combustible… Y el segundo día se hace el ejercicio práctico, que no es homogéneo en todo el país: en cada uno de los lugares se puntualiza en función de su principal amenaza o peligro”, comenta Guasch.

La segunda jornada es de participación popular. La población puntualiza, se hacen divulgaciones, se definen los roles y se da en estos momentos un elemento importante en las ciudades: “Estamos trabajando en la identificación de las casas más seguras, casas que en un momento determinado se puedan usar como albergue en caso de una emergencia. Lógicamente estamos hablando de un sistema con características estructurales y sociales diferentes que hacen que ese paradigma de la solidaridad humana sea distintivo del sistema de prevención de desastres en nuestro país”.

AJUSTADOS A LA REALIDAD

Doctora en Geociencias e ingeniera de minas, Tereza Hernández destaca que a lo largo de los años estos simulacros se han ajustado a la realidad económica y social del país en base al poder que tiene el gobierno para desarrollarlos.

Anteriormente involucraban muchos gastos, dice, pues ante una tormenta tropical o un huracán se movilizaba a toda la población de las comunidades que estaban en la cuenca baja de un río.

“Todo el mundo se movilizaba, pero ahora se hacen estudios de modelación de escenarios, de manera prospectiva y en tiempo real. Realmente, ¿cuál es la población que hay que movilizar? No es a todo el mundo. Es al sector que está realmente en un alto riesgo, y eso, desde el punto de vista económico, representa un ahorro de recursos. Muchas gentes eran evacuadas y las aguas sin embargo no llegaban a su comunidad. Hoy sí está bien delimitado quiénes se evacúan y quiénes no, y el país está mucho más preparado”.

Todo está tan muy bien definido y las personas contribuyen de tal forma en la evacuación ante un fenómeno determinado, que la Defensa Civil Nacional tiene un éxito total en su gestión, dice Hernández. “Tan es así que es difícil que tengamos la pérdida de una vida y cuando esto ocurre normalmente es por indisciplina social, porque es una persona que atravesó un río, que salió a la calle y un cable lo electrocutó, pero no porque realmente tenemos una Defensa que sí responde a la protección de la vida de toda la población”.

Un ejemplo de esta capacidad de movilización ocurrió el 13 de agosto de 2004, cuenta Guasch.
“El huracán Charly se aproximaba a la provincia y a la ciudad de La Habana y Cuba logró la evacuación de un millón de personas en 24 horas. Eso solo es posible en un país donde existe un alto nivel de preparación y de organización”.

Y es bueno hacer énfasis, dice el ingeniero geofísico, sismólogo e investigador, en vista de que “muchas veces los detractores de determinados sistemas dicen que eso se hace de forma obligada o que se reprime a la población, que no. El pueblo de Cuba se establece en base a un nivel de educación y la gente confía en el sistema de defensa civil”.

PERCEPCIÓN DE RIESGO

El profesor Rafael Guardado explica que desde hace un año y medio forma parte de un proyecto de percepción de riesgo cuyos miembros van casa por casa entrevistando a la gente para conocer su nivel de vulnerabilidad. Les hacen un cuestionario de 15 preguntas, entre ellas si saben o no saben qué hacer ante un terremoto, si tienen agua para usar en caso de un sismo o si conocen los planes de aviso.

“La gente es muy educada, es muy solidaria y ayuda, pero hemos visto que hay problemas de percepción en los niños, en los adultos, en los dirigentes. No todo el mundo piensa igual, cada uno tiene un nivel de percepción ante un fenómeno. Pero es una herramienta muy favorable al gobierno para conocer el nivel y la capacidad de respuesta que puedan tener las autoridades para enfrentar un fenómeno, ya sea un sismo, una intensa lluvia o una inundación”, comenta el doctor en Ciencias.

PREVENCIÓN Y EDUCACIÓN

Guasch destaca ese rol que tiene la educación en los procesos de prevención y sugiere que para eso hace falta distinguir con qué tipo de prevención se cuenta.

“Está la prevención formal, que puedes lograr poniendo una información fría en el noticiario, en la televisión; pero está la prevención objetiva, que es cuando diriges ese mensaje a aquellos factores determinantes en los niveles de daño y pérdida que producen los fenómenos; y está la prevención prospectiva, y es qué queremos lograr, qué valores queremos desarrollar en nuestra sociedad”.

En este sentido, asegura que en Cuba se le brinda una especial importancia tanto a las vías formales como a las no formales. Es decir, no se trata solo de hacerlo desde el punto de vista académico en las escuelas y universidades, sino también de llegar al ciudadano común, a las amas de casa.

“Hoy día hay un nivel de envejecimiento en nuestra población y por lo tanto hay que prestarle atención diferenciada a la tercera edad, a las personas con discapacidad. Entonces, esa visión integral del programa de prevención es muy importante, porque nuestro país reconoce que realmente la prevención es la clave del éxito en los procesos de la gestión de los riesgos de desastres”.

Especialistas. Fernando Guasch, Rafael Guardado, Tereza Hernández y Osiris de León de visita en Listín Diario. ©Jorge Gruz/LD

Fuente: Listin Diario

Leer

infoinundaciones
Desarrollo urbano: ¿por qué promover ciudades sostenibles en América Latina y el Caribe? Desarrollo urbano: ¿por qué promover ciudades sostenibles en América Latina y el Caribe?


Desarrollo urbano: ¿por qué promover ciudades sostenibles en América Latina y el Caribe?

A través de esta experiencia en 360 grados, conoce la compleja problemática urbana, económica, social y ambiental que representan el desarrollo urbano acelerado y los efectos del cambio climático en muchas muchas de las ciudades en América Latina y el Caribe

 

Fuente: Banco Interamericano de Desarrollo 

Leer

infoinundaciones
Ejecutivo transfiere S/ 387.8 millones a favor de la gestión municipal Ejecutivo transfiere S/ 387.8 millones a favor de la gestión municipal


Ejecutivo transfiere S/ 387.8 millones a favor de la gestión municipal

El Ejecutivo autorizó la transferencia de 387 millones 821,550 soles a favor de Gobiernos Locales en el marco del Programa de Incentivos a la Mejora de la Gestión Municipal, que cumplieron las metas al 31 de diciembre de 2017.

Así lo estableció a través del Decreto Supremo Nº081-2018-EF, publicado hoy en el diario oficial El Peruano.

Mediante la Ley Nº 29332 y modificatorias, se creó el Programa de Incentivos a la Mejora de la Gestión Municipal, el cual tiene por objetivos: i) Mejorar los niveles de recaudación y la gestión de los tributos municipales, fortaleciendo la estabilidad y eficiencia en la percepción de los mismos;

También, ii) Mejorar la ejecución de proyectos de inversión pública, considerando los lineamientos de política de mejora en la calidad del gasto; iii) Reducir la desnutrición crónica infantil en el país.

Asimismo, iv) Simplificar trámites generando condiciones favorables para el clima de negocios y promoviendo la competitividad local; v) Mejorar la provisión de servicios públicos locales prestados por los gobiernos locales en el marco de la Ley Nº 27972, Ley Orgánica de Municipalidades; y, vi) Prevenir riesgos de desastres;

Los recursos transferidos no podrán ser utilizados a fines distintos para los cuales fueron autorizados, bajo responsabilidad legal.

La relación de los municipios favorecidos con esta transferencia se encuentra en el anexo de la norma y también en el portal institucional del Ministerio de Economía y Finanzas (www.mef.gob.pe).

El presente Decreto Supremo está rubricado por el Presidente de la República, Martín Vizcarra Cornejo y el ministro de Economía y Finanzas, David Tuesta Cárdenas.

Fuente: Andina

Leer

infoinundaciones
Analizarán riesgos y desastres en el Camino Inca o Qhapaq Ñan Analizarán riesgos y desastres en el Camino Inca o Qhapaq Ñan


Analizarán riesgos y desastres en el Camino Inca o Qhapaq Ñan

 

 

Cultura Cusco lleva adelante seminario de gestión de riesgos en dónde analizaran riesgos y desastres en el camino Inca

 

Los días jueves 26 y viernes 27 de abril, en el auditorio del Hotel José Antonio, ubicado en la intersección de las avenidas Sol y Pardo, se llevará a cabo el Seminario "Gestión del Riesgo de Desastres y Qhapaq Ñan Sistema Vial Andino" organizado por la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco.

Esta actividad académica contará con la participación de destacados expositores de la Pontificia Universidad Católica del Perú, Unsaac, Oficina de Defensa Nacional del Ministerio de Cultura y especialistas en gestión del riesgo de desastres que han desarrollado importantes investigaciones en este tema.

"En las últimas décadas se ha intensificado en el mundo y en la región situaciones de emergencia que nos obligan a estar preparados para actuar en estos casos, por lo mismo, estamos capacitando a los servidores de nuestra institución, para proteger el patrimonio cultural en casos de sismos, incendios, deslizamientos, derrumbes y otros fenómenos" refirió la Coordinadora del Proyecto Qhapaq Ñan, Dra. Arminda Gibaja Oviedo.

Durante el seminario, los expositores detallarán respecto a la normatividad legal orientada a la gestión del riesgo de desastres, la prevención de emergencias, impacto del cambio climático en el patrimonio cultural, procedimientos y acciones antes, durante y después de las emergencias, y otros aspectos relacionados al tema.

El Sistema Vial Andino Qhapaq Ñan es una red de caminos principales que integraron a los diversos pueblos ubicados en los cuatro suyos, atravesando costa, sierra y selva, lo cual, lo convierte en un patrimonio expuesto al riesgo de desastres.

Fuente: Diario Correo

Leer

infoinundaciones
Perú recibe donación de Catar para gestión del riesgo de desastres Perú recibe donación de Catar para gestión del riesgo de desastres


Perú recibe donación de Catar para gestión del riesgo de desastres

 

 

El embajador Khalifa Al Zarraa entregó un millón de dólares al INDECI para que sea destinado a los procesos de preparación, respuesta y rehabilitación ante desastres (Gestión del riesgo de desastres).

 

En una ceremonia realizada en el Palacio de Torre Tagle, el Encargado de Negocios del Estado de Catar, Embajador Khalifa Al Zarraa, a nombre de Su Alteza Real el Emir Tamim bin Hammad Al Thani, entregó una donación al Gobierno peruano para el fortalecimiento de la gestión del riesgo de desastres.

El monto del donativo asciende a un millón de dólares y fue entregado al Instituto Nacional de Defensa Civil (INDECI), para que sea destinado a los procesos de preparación, respuesta y rehabilitación ante desastres.

La donación, realizada en la fecha y recibida de manera simbólica por el ministro de Relaciones Exteriores, Néstor Popolizio Bardales, evidencia las importantes relaciones de amistad y cooperación que existen entre los dos países.

Fuentes: Exitosa Noticias

Leer

infoinundaciones
A cinco años de la trágica inundación de La Plata A cinco años de la trágica inundación de La Plata


A cinco años de la trágica inundación de La Plata

 

Cinco años han pasado de la trágica inundación en La Plata y todavía sigue sin respuesta uno de los interrogantes más dramáticos que dejó ese fenómeno: cuántos fueron los muertos causados por el temporal que azotó dicha ciudad la noche del 2 al 3 de abril de 2013.

A la negligencia de los gobiernos provincial y municipal, que no ejecutaron obras que podrían haber aliviado el impacto de la feroz tormenta, se sumó la falta de certidumbre sobre el número oficial de víctimas mortales, reflejo de un Estado quebrado e incapaz de algo tan básico y elemental frente a la tragedia.

Los intentos del gobierno de Daniel Scioli por mantener en 52 la cifra oficial de víctimas se fueron descomponiendo a medida que avanzaba la investigación judicial. Esta detectó graves irregularidades en la morgue policial en el cementerio de La Plata, confirmadas por inspecciones de la Gendarmería. Los cuerpos de los muertos estaban tirados en el piso, denunció Gabriel Colautti, uno de los damnificados de la inundación que buscaba entre los muertos a su padre, de 85 años, que había desaparecido arrastrado por la correntada y fue encontrado sin vida abrazado a un árbol.

Sin embargo, la Justicia, pese al tiempo transcurrido, no ha definido responsables civiles ni culpables penales y ha mantenido al margen a funcionarios municipales y provinciales que aquel año ocupaban posiciones destacadas en ambas administraciones. Solo fueron acusados por incumplimiento de los deberes de funcionario público los titulares de las oficinas municipal y bonaerense de Defensa Civil.

Tampoco la Justicia se ha puesto de acuerdo respecto de la cantidad de víctimas. Según el fiscal Jorge Paolini, a cargo de la unidad de investigaciones complejas, los muertos fueron 63, aunque esa cifra podría llegar a 73 si se comprobara que otros diez guardan alguna vinculación causal con la inundación. Esos números chocan con la sentencia del juez en lo Contencioso Administrativo Luis Arias, que en marzo de 2014 verificó 89 muertes, más otras 16 dudosas, fallo que fue confirmado por la Cámara de Apelaciones.

Según un informe del Departamento de Hidráulica de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de La Plata (UNLP), las lluvias torrenciales entre la tarde del 2 y la madrugada del 3 de abril se acumularon 392 milímetros tuvieron consecuencias dramáticas por la negligencia humana. La inundación, destacó el trabajo, se explicó porque las redes de desagües pluviales no estaban en condiciones de conducir los excedentes generados por las lluvias. Y las obras hidráulicas no aumentaron en la misma medida que el crecimiento urbano.

El impacto y las derivaciones económicas de la tragedia de abril de 2013 todavía se perciben en la capital de la provincia de Buenos Aires. La Agencia Platense de Recaudación y la Secretaría de Gestión Pública calcularon que el 80% de los habitantes de la ciudad resultaron afectados, con daños que se pueden estimar en unos 4000 millones de pesos. Hay decenas de vecinos que tuvieron dos metros de agua en sus casas y cada vez que llueve las paredes transpiran. Tienen fisuras, cicatrices de una herida que se niega a cicatrizar.

El plan de infraestructura de 2010, que proyectaba obras que no se ejecutaron, hubiera permitido disminuir considerablemente el tiempo de permanencia del agua y un más rápido escurrimiento. El agua permaneció entre 7 y 17 horas en el interior de las viviendas y en las calles aledañas de una amplia zona platense, en particular en los barrios de Tolosa, Ringuelet, Plaza Belgrano, San Carlos y La Loma.

El ingeniero hidráulico Pablo Romanazzi, actual presidente de la Comisión de Investigaciones Científicas bonaerense y autor del libro Genealogía de una tragedia escrito junto con Pablo Morosi, concluyó que la inundación de 2013 dejó expuestas de modo dramático y definitivo las debilidades de la ciudad de La Plata para enfrentar fenómenos pluviales extremos, que habían sido advertidas desde hacía por lo menos tres décadas por expertos de la Universidad de La Plata. Hay documentos topográficos que comparan inundaciones de 1930, 2002 y 2013 y determinan que siguieron el mismo patrón, lo cual hacía predecible el anegamiento.

Cada vez que una tormenta amenaza el área de La Plata vuelven a emerger los peores fantasmas surgidos en los días trágicos de 2013. La incertidumbre se adueña de los platenses, que padecieron de la peor manera la ausencia del Estado en todos sus niveles y comprobaron hasta dónde puede llegar la desidia de funcionarios públicos que no cumplen con las obligaciones de velar por el bien común.

Fuente: La Nación

Leer