infoinundaciones
Proponen construcción de un segundo aliviadero para evitar inundaciones Proponen construcción de un segundo aliviadero para evitar inundaciones


Proponen construcción de un segundo aliviadero para evitar inundaciones

Tras un año y tres meses del desborde del río Piura, los trabajos de la Reconstrucción con Cambios aún no se cristalizan y Piura aún no logra resolver el problema para prevenir futuras inundaciones, a pesar de que existe un proyecto integral trabajado técnicamente por especialistas piuranos.

 

Y es que la única obra que se ha ejecutado, luego de las inundaciones,  como parte de la etapa de prevención es la descolmatación del río Piura, cuyo presupuesto alcanzó los 343 millones de soles, cuyos trabajos fueron seriamente cuestionados porque solo se trabajó en remoción de tierra.

Al respecto, el Comité Técnico de Piura presentó un plan integral para resolver el problema en diferentes partes del río, que abarca desde reducir el volumen de descarga de agua en las cuencas altas hasta controlar el volumen de agua que pasa por la ciudad en el río Piura y la desembocadura en el mar, cuyos trabajos fueron planteados a largo plazo.

PROPUESTA

Frente a ello el grupo de expertos peruano-canadienses Smart Group presentó el lunes 11 de este mes una propuesta a corto plazo, la cual consiste en la construcción de un segundo aliviadero para lograr reducir el volumen del agua en el río Piura antes de que ingrese a la ciudad; pero sin dejar de lado la solución integral definitiva, que considera la salida al mar.

El director ejecutivo de Smart Group, Manuel Delfín Mujica, explicó que para prevenir inundaciones son importantes las obras de captación y derivación, las cuales ya existen en Piura, como por ejemplo la represa Los Ejidos, ubicada aguas arriba de la ciudad de Piura, la cual funciona como regulador del caudal así como el canal de derivación que rodea la ciudad a la margen izquierda del río Piura.

No obstante, añadió, es importante la construcción de un segundo canal de derivación (de hasta 1500 m3) por lo menos un kilómetro antes de la represa, para llevar las aguas por la parte alta encima de la ciudad (zona norte) y dirigirla hacia un pólder de 35 mil m3/s, construido en un zona inhabitada de modo que se disminuya el volumen que pasa por la sección del río que pasa por Piura en por lo menos unos mil metros cúbicos por segundo.

“Ya hay un plan y tenemos que tomar acciones, hay cosas que pueden hacerse a corto plazo, como iniciar en el aliviadero de la derivación del río. El proyecto se viene trabajando desde mayo del año pasado y el avance del estudio técnico se encuentra en un 90%, solo hay que ingresarlo al Sistema Nacional de Programación Multianual y Gestión de Inversiones (invierte.pe). El monto estimado para ejecutar el canal de derivación por ahora tiene una valor aproximado de 280 millones de soles, menos de la mitad de la inversión en la descolmatación del río”, señaló Delfín Mujica.

SALIDA AL MAR

Pese a ello, resaltó Delfín Mujica, es importante iniciar los estudios detallados y con las obras a largo plazo; en tal sentido, el director ejecutivo de Smart Group propone la derivación de agua del río por su cauce natural, es decir por el dren Sechura, el cual deberá ser reforzado y descolmatado.

“Aún no hay estudios detallados para esos proyectos de salida al mar. Pero la mejor manera es llevarlo por el dren Sechura, para ello debemos bajar primero el caudal con la construcción del aliviadero antes de que llegue a la ciudad y reforzar la infraestructura hasta llevar el agua al mar a nivel moderado”, sostuvo.

A su turno el secretario del Consejo de Recursos Hídricos, Fausto Ascencio Díaz, recordó que esta propuesta forma parte de uno de los proyectos más importantes de la región, y si bien la derivación de aguas no solucionará al 100% el problema, aliviaría en gran medida y menor tiempo las posibles inundaciones.

Incluso señaló que es probable que la sedimentación no solo se solucione con la salida al mar, sino con reforestación en las partes altas, lo cual es otra parte del proyecto integral. “Pero por el momento es importante aliviar y estas propuestas son viables”, dijo.

También te puede interesar leer: Presentan mapa de inundaciones y drenaje pluvial de Chiclayo urbano

Fuente: La República

Leer

infoinundaciones
Buscan reducir riesgos de sequías e inundaciones Buscan reducir riesgos de sequías e inundaciones


Buscan reducir riesgos de sequías e inundaciones

Los gobiernos de Canadá y Estados Unidos otorgarán al Perú un total de 27.5 millones de dólares estadounidenses y unos 36 millones de dólares canadienses para ejecutar el proyecto Infraestructura Natural para la Seguridad Hídrica en el Perú.

Así lo anunciaron la embajadora de Canadá en el Perú y Bolivia, Gwyneth Kutz, y el embajador de Estados Unidos en el país, Krishna R. Urs. Explicaron que el proyecto tiene como meta reducir riesgos hídricos, como sequías, inundaciones y contaminación del agua.

Informaron que tienen principal atención por las cuencas hidrográficas de Chira-Piura, Chillón-Rímac-Lurín-Alto Mantaro, Quilca-Chili, Tambo-Ilo-Moquegua, Vilcanota-Urubamba, en Cusco, así como la cuenca del río Mayo, en San Martín.

Detallaron que la meta es incrementar la conservación, restauración, recuperación de técnicas ancestrales y el uso sostenible de los ecosistemas.

“Si no cuidamos la infraestructura natural, no podremos asegurar el abastecimiento de agua para las comunidades. La base del crecimiento futuro de la economía y la estabilidad social depende de la provisión de este recurso”, afirmó el embajador Krishna R. Urs.

Por su parte, la embajadora Kutz afirmó que “las mujeres son agentes clave de cambio. Gracias a sus conocimientos y su papel fundamental en el manejo de agua pueden contribuir a encontrar soluciones innovadoras”.

Los embajadores hicieron estas declaraciones durante el lanzamiento del proyecto, que se realizó en la residencia del embajador de Estados Unidos en el Perú.

La viceministra de Desarrollo Estratégico de Recursos Naturales, Lucía Ruiz, resaltó la importancia de invertir en capital natural, en proyectos ambientales.

Trabajo multisectorial

El proyecto Infraestructura Natural para la Seguridad Hídrica trabaja multisectorialmente y en diversos niveles, desde empresas de servicios de agua potable y saneamiento (EPS) hasta autoridades regionales y locales. El proyecto lo ejecuta Forest Trends, Condesan, Sociedad Peruana de Derecho Ambiental, EcoDecisión e Imperial College London. Tiene un enfoque de género y promueve iniciativas sostenibles a favor de la participación de la mujer en la gestión de recursos naturales.

Concepto

Seguridad hídrica es la capacidad de una población para salvaguardar el acceso sostenible a cantidades adecuadas de agua de calidad aceptable para el sostenimiento de los medios de vida, el bienestar humano y el desarrollo socio-económico.

Diversos estudios demuestran que la infraestructura natural es un complemento indispensable para abordar el estrés hídrico.

También te puede interesar leer: Mejorando la comprensión sobre inundación y resiliencia en el Terai, Nepal

Fuente: El Peruano

Leer

infoinundaciones
Mejorando la comprensión sobre inundación y resiliencia en el Terai, Nepal Mejorando la comprensión sobre inundación y resiliencia en el Terai, Nepal


Mejorando la comprensión sobre inundación y resiliencia en el Terai, Nepal

Los ríos que provienen del Himalaya irrigan la llanura Indogangética a través de importantes redes de ríos que sostienen a aproximadamente el 10% de la población mundial y sus medios de vida.

Sin embargo, muchos de estos ríos también son fuente de devastadoras inundaciones. Este documento plasma la colaboración entre un equipo interdisciplinario de geocientíficos, ingenieros, científicos sociales y arquitectos de la Universidad de Edimburgo, junto a profesionales de la ONG Practical Action y del Departamento de Hidrología y Meteorología del gobierno de Nepal.

Los equipos aplicaron nueva ciencia y tecnología apropiada, a la vez que condujeron investigaciones con las comunidades con el fin de comprender mejor el riesgo de inundación en la cuenca del río Karnali, en Nepal occidental, desde una perspectiva interdisciplinaria.

ENFOQUE DE LA INVESTIGACIÓN

  • Se utilizó un enfoque novedoso para evaluar el riesgo de inundación en el río Karnali, mediante la integración de técnicas de campo utilizadas para medir la cantidad de agua que fluye por el río (descarga de agua), geometría del canal y carga de sedimentos, con nuevos datos satelitales acoplados con un modelo hidrodinámico de inundación 2D (Delft3D).
  • Se combinaron nuevos datos de satélite de mayor resolución y nuevas observaciones de campo para generar un modelo hidrodinámico de inundación 2D, que se comparó con las predicciones de inundación existentes utilizadas por el Departamento de Hidrología y Meteorología.
  • La investigación tuvo como objetivo mejorar la comprensión de los controles sobre la estabilidad del cauce versus su susceptibilidad a la migración y desviación a través del Sistema del río Karnali.
  • La investigación exploró en las miradas de la comunidad sobre sus experiencias con inundaciones, sus estrategias para construir viviendas resistentes a inundaciones, y cómo la comunidad responde a este fenómeno.

DESAFÍOS

  • Actualmente, el riesgo de inundación podría estar siendo incorrectamente estimado en Nepal. Los cambios imprevistos en el curso del río y las dinámicas de sedimentos que alteran la morfología (por ejemplo; geometría, forma) del cauce del río y la llanura de inundación adyacente pueden modificar la probabilidad de inundación, pero estos procesos rara vez se consideran en la evaluación del riesgo de inundación.
  • Los mapas de peligro de inundación utilizados para informar a las comunidades y construir resiliencia están basados en modelos digitales de elevación estáticos y desactualizados, que no reflejan la configuración fluvial dinámica o hidrología.
  • Para que los mapas de riesgo de inundación tengan impacto se requiere que sean aceptados por las comunidades locales y las organizaciones gubernamentales, por lo tanto, es necesario que exista un entendimiento y apreciación de las percepciones, actitudes y relaciones que las personas tienen con el río. 

IMPACTOS

  • Se creó un nuevo modelo de inundación, calibrado en campo, el cual incorpora evidencia geomorfológica y utiliza un modelo de paisaje de mayor resolución que refleja, de manera más cercana, la configuración de la corriente del río Karnali.
  • Los modelos de inundación se probaron para varios escenarios de inundaciones, incorporando geometrías de cauce variables, para mejorar la comprensión del impacto de los cambios en la elevación del lecho, debido a la deposición de sedimentos y a la erosión por inundación.
  • La investigación interdisciplinaria integró el conocimiento de científicos e investigadores de las ciencias sociales, profesionales y las comunidades para identificar y abordar los múltiples factores interrelacionados que intervienen en el riesgo de inundación.
  • Los peligros relacionados con los ríos se producen por la combinación de inundación y la migración/desviación de cauces del río Karnali. Sin embargo, la migración/ desviación del cauce no se puede modelar fácilmente y rara vez se incorpora en las evaluaciones de riesgo de inundación.
  • Comprender tanto los procesos hidrológicos, como las dinámicas de los sedimentos es clave para mitigar el riesgo de inundación en la llanura de inundación del río Karnali. Los resultados del modelado de inundaciones sugieren que incluso pequeños cambios en la elevación del lecho del canal (producidos por 1 o 2 m de deposición de sedimentos en el lecho del río) pueden aumentar intensamente la extensión de la inundación. Esto debería ser incorporado en los sistemas de alerta temprana existentes y en los modelos de riesgo de inundación de la región.
  • Para mejorar la confiabilidad de estos modelos, observaciones de campo regulares (por ejemplo; descarga de agua por cada brazo del río, elevación del lecho) necesitan incluirse en el modelo y utilizarse para verificar sus resultados, para capturar la naturaleza en evolución constante del sistema. Las inundaciones y profundidades de inundación también necesitan ser validadas en el terreno con las comunidades.
  • Observaciones en campo, corroboradas por imágenes satelitales, muestran que los cauces fluviales son altamente móviles y constantemente evolucionan en cada temporada de monzones. La construcción de canales de irrigación, terraplenes y otras estructuras de ingeniería alterarán la tasa de migración de los cauces, la dispersión natural de los sedimentos a través de la planicie de inundación más amplia, y la dinámica de los sedimentos dentro del cauce del río. Estos efectos deben contemplarse en las evaluaciones de impacto ambiental antes de su construcción.
  • Para tener impacto, las implicaciones de estos nuevos enfoques científicos necesitan de la aceptación de las comunidades locales y organizaciones gubernamentales.
  • Para mitigar las inundaciones y los peligros relacionados con los ríos, la gestión eficaz del riesgo de este fenómeno debe considerar tanto el conocimiento científico, como el local; en lugar de solo enfocarse en medidas de ingeniería, como terraplenes.
  • Las comunidades que viven dentro de la cuenca tienen estrategias tradicionales para hacer frente a las inundaciones. Es importante ser sensible a las múltiples formas en que las comunidades locales enfrentan estos fenómenos, recurriendo al conocimiento oral y a prácticas locales.
  • Las estrategias locales para la construcción están evolucionando, debido a una mayor disponibilidad de nuevos materiales de construcción. Al parecer, existen algunas carencias en cuanto a las habilidades, tanto en las construcciones de vivienda rural tradicional como en las contemporáneas.

 

DESCARGAR LA PUBLICACIÓN AQUÍ

También te puede interesar leer: Conociendo el Sistema de Alerta Temprana ante Huaicos SAT

Fuente: Practical Action Nepal

Leer

infoinundaciones
Presentan mapa de inundaciones y drenaje pluvial de Chiclayo urbano Presentan mapa de inundaciones y drenaje pluvial de Chiclayo urbano


Presentan mapa de inundaciones y drenaje pluvial de Chiclayo urbano

 

La Oficina de Planeamiento y Desarrollo Territorial del Gobierno Regional de Lambayeque (GRL), presentó el “Mapa de Inundaciones, Cuencas y Drenaje Pluvial Urbano de Chiclayo Conurbano”, que comprende las áreas urbanas de los distritos de Chiclayo, José Leonardo Ortiz y La Victoria.

 

Esta importante herramienta de gestión de riesgos fue expuesta a los representantes de las entidades vinculadas a la gestión de riesgos de desastres, entre ellas: el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) Lambayeque, EPSEL, Autoridad Local del Agua-Chiclayo, Colegio de Ingenieros, Cruz Roja Peruana y los encargados de defensa civil de los municipios de Chiclayo, José Leonardo Ortiz y La Victoria.

David Huaripata Chilon, especialista en Sistemas de Información Geográfica y Teledetección, de la Oficina de Planeamiento y Desarrollo Territorial, explicó que los mapas han sido elaborados tomando como fuentes las imágenes satelitales proporcionadas por la Agencia Espacial del Perú (CONIDA) y fotografías aéreas registradas por la Dirección de Vigilancia y Reconocimiento Aéreo (DIVRA), ambas dependencias de la Fuerza Aérea Peruana.

Explicó que el mapa de inundación es de alta resolución espacial, lo que ha permitido identificar al detalle las zonas que resultaron inundadas durante las lluvias ocurridas en febrero del 2017, con lo cual ya se cuenta con una herramienta de gestión de inundaciones a nivel urbano.

Asimismo, refirió que los mapas de cuencas y drenaje pluvial urbanos constituyen una propuesta de lo que será el sistema de drenaje de Chiclayo Conurbado, el mismo que debe ser implementado por la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios.

Al término de la reunión, los participantes manifestaron la importancia de los mapas elaborados e intercambiaron opiniones y sugerencias, destacándose la necesidad de trabajar en forma conjunta a fin de evitar duplicidad de esfuerzos en la gestión de riesgos por inundación urbana de Chiclayo conurbano; impulsar la implementación de un Sistema Integrado de Información (IDE Regional) y la necesidad de incentivar una propuesta integral de Proyecto de Drenaje Pluvial, por lo que se ha programado otra reunión para mañana lunes 11 de junio.

Las instituciones que requieran los mapas pueden solicitarlos en la Oficina de Planeamiento y Desarrollo Territorial, que está ubicada en la sede del Gobierno Regional.

También te puede interesar leer: Los desastres producidos en Perú tienen causas socioculturales y de gestión

Fuente: Andina

Leer

infoinundaciones
Los arrecifes de coral reducen a la mitad los daños de las inundaciones Los arrecifes de coral reducen a la mitad los daños de las inundaciones


Los arrecifes de coral reducen a la mitad los daños de las inundaciones

El desarrollo costero y el cambio climático aumentan el riesgo de inundaciones, con los daños materiales que conllevan. Una buena gestión y recuperación de los arrecifes de coral supondría un ahorro de cientos de millones de euros en las zonas costeras de todo el planeta, según un nuevo estudio.

Los arrecifes de coral sirven como rompeolas naturales sumergidos que reducen las inundaciones. Son capaces de destruir las olas y disipar su energía, por lo que suponen la primera línea de defensa. Un estudio publicado esta semana en Nature Communications, en el que participa la Universidad de Cantabria, analiza la cantidad de personas y propiedades que encuentran protección en estos hábitats. Además, el trabajo evalúa las consecuencias de su posible desaparición.

Para cuantificar y valorar el ahorro global y los beneficios proporcionados por los arrecifes de coral en todo el mundo, los investigadores han utilizado modelos propios de la ingeniería y los seguros.

El estudio compara las inundaciones actuales con las que podrían ocurrir en las zonas costeras si se perdiese hasta un metro de altura de los arrecifes de coral, pérdidas que ya están sucediendo a escala global.

“Desafortunadamente, hoy por hoy ya se está perdiendo tanto altura como complejidad de los arrecifes profundos del mundo. Por eso somos testigos del incremento de los daños relacionados con inundaciones en muchas costas tropicales”, explica Michael W. Beck, científico marino de The Nature Conservancy y profesor de la Universidad de California en Santa Cruz (EE UU).

“Normalmente, las economías nacionales solo se evalúan teniendo en cuenta lo que tomamos de la naturaleza. Ahora y por primera vez, también podemos evaluar lo que cada una de estas economías gana anualmente a través del ahorro causado por menores inundaciones gracias a la conservación de los arrecifes”, concluye el experto.

Consecuencias de la pérdida

Sin estas barreras naturales, los daños ocasionados por inundaciones se duplicarían, lo que supondría casi cuatro mil millones de dólares (unos tres mil millones de euros) y los costes derivados de las tormentas se triplicarían. Si además se tiene en cuenta el aumento del nivel del mar, las inundaciones podrían llegar a cuadruplicarse. Y para la tormentas más fuertes, los daños por inundación podrían aumentar en un 91%, un total de 272 mil millones de dólares (unos 230 mil millones de euros).

“Hemos construido el mejor modelo de inundación costera global para estimar su riesgo y le añadimos arrecifes para contabilizar los beneficios que estos hábitats proporcionan”, explica Íñigo Losada, del IHCantabria en la Universidad de Cantabria.

Los países que más beneficios obtendrían de la conservación y restauración de los arrecifes serían Indonesia, Filipinas, Malasia, México y Cuba, cuyo ahorro individual anual en daños por inundaciones sería de unos 400.000 dólares (unos 339.000 euros). También EE UU, con casi 100.000 dólares de ahorro anual (unos 84.800 euros).  

Si consideramos el devastador impacto de las tormentas tropicales en los últimos años, como fueron los huracanes Irma y María y el tifón Haiyan, los efectos podrían haber sido mucho peores de no haber contado con estos hábitats marinos.

Desafortunadamente, los corales tienen que hacer frente a amenazas como el desarrollo costero, la explotación de la arena y los corales, la pesca excesiva y destructiva, las tormentas y el blanqueamiento.

“El estudio de los beneficios que proporcionan a la costa los arrecifes de coral puede ayudar a tomar mejores decisiones, reconociendo su valor y garantizando su protección” explica Borja Reguero, investigador de la Universidad de California en Santa Cruz.

El estudio proporciona pruebas claras de las razones por las que se debe incidir en la gestión de los arrecifes. El ahorro que supone mantener estos hábitats puede servir a los gobiernos en sus planes de recuperación.

“Los arrecifes de coral son ecosistemas vivos que pueden recuperarse si se gestionan correctamente. Este estudio identifica por qué y dónde buscar la ayuda necesaria para tal restauración”, explica Beck. “Esperamos que esta ciencia conduzca a la acción y una mayor administración de los arrecifes de todo el mundo”.

Fuente: Agencia SINC

Leer

infoinundaciones
Inundaciones en la India dejan 21 muertos y más de 700.000 afectados Inundaciones en la India dejan 21 muertos y más de 700.000 afectados


Inundaciones en la India dejan 21 muertos y más de 700.000 afectados

El año pasado, más de medio centenar de personas murieron y casi dos millones se vieron afectadas por las inundaciones y lluvias. Se teme un panorama similar este 2018.

Las fuertes lluvias e inundaciones que azotan el noreste de la India se cobraron dos nuevas víctimas en las últimas 24 horas, lo que deja un cómputo total desde el pasado miércoles de 21 muertos y más de 700.000 afectados.

Según el nuevo balance ofrecido por la Autoridad Estatal de Gestión de Desastres de Assam (ASDMA), las fuertes precipitaciones en ese estado nororiental han causado dos nuevas muertes, lo que eleva a 14 el número de fallecidos en esa región desde el miércoles.

Del total de decesos, 11 se produjeron por las inundaciones y los tres restantes a causa de corrimientos de tierra.

La ASDMA también indicó que más de 548.000 personas han resultado afectadas en 719 localidades de seis distritos de la región, siendo Karimganj el más golpeado de todos ellos, al concentrar a más de 230.000 afectados.

Entre los damnificados, al menos 160.000 permanecen alojados en algunos de los 225 campamentos habilitados por las autoridades, mientras que se han puesto a disposición de la población 212 centros de distribución de ayuda.

Unas 2.186 hectáreas de terrenos agrícolas están afectadas por las lluvias en Assam, según la ASDMA.

Además, de acuerdo con los últimos datos divulgados por el Directorio de Asistencia y Gestión de Desastres (DRDM) del estado de Manipur, desde el comienzo de las lluvias 7 personas fallecieron a causa de las inundaciones y una se encuentra desaparecida.

También 180.000 personas en 304 localidades se han visto afectadas de diversa manera por las adversidades climatológicas, de las cuales 60.000 se encuentran en alguno de los 174 campamentos de asistencia abiertos en la región.

Unas 3.947 hectáreas de terreno agrícola en Manipur están dañadas, según el DRDM.

Estos incidentes meteorológicos son habituales en el Sur de Asia en la época de más intensidad de las lluvias monzónicas, entre julio y agosto, cuando suelen dejar centenares de muertos y millones de afectados en la región.

El pasado año, más de medio centenar de personas murieron y casi dos millones se vieron afectadas por las inundaciones y lluvias caídas entre principios de junio y mediados de julio en el noreste del país.

También te puede interesar leer: Los desastres producidos en Perú tienen causas socioculturales y de gestión

Fuente: El Comercio

Leer

infoinundaciones
INDECI participó en la entrega de bienes de ayuda humanitaria en zonas altoandinas de Puno INDECI participó en la entrega de bienes de ayuda humanitaria en zonas altoandinas de Puno


 INDECI participó en la entrega de bienes de ayuda humanitaria en zonas altoandinas de Puno

 

Un importante lote de bienes de ayuda humanitaria fue entregado por el Presidente de la República, Martin Vizcarra Cornejo en el Centro Poblado de Quillisani, en el distrito de Paratía en la provincia de Lampa en el departamento de Puno con la finalidad de proporcionar principalmente abrigo a la población expuesta a heladas y nevadas en la zona.

 


El personal del Instituto Nacional de Defensa Civil – INDECI movilizó hasta la zona ayuda humanitaria complementaria consistente en herramientas, camas, colchones, bidones, baldes, ropa de abrigo y frazadas que fueron puestas a disposición de las autoridades regionales y locales para su inmediata distribución entre la población afectada.

Asimismo, personal del Ministerio de Salud proporcionó atención médica a la población y el Ministerio de la Mujer y Población Vulnerable entregó kits de abrigo en el marco del Plan Multisectorial ante Heladas y Friaje.

Además, el Ministerio de Agricultura y Riego hizo entrega de medicamento, kits veterinarios y alimentos para el ganado. Por su parte, la IV Brigada de Montaña del Ejército del Perú realizó una acción cívica en la zona para atender las necesidades básicas de la población.

Cabe indicar, que el Gobierno Nacional a través de la Presidencia del Consejo de Ministros declaró el Estado de Emergencia por Peligro Inminente diversos distritos de las regiones de Apurímac, Ayacucho, Arequipa, Cusco, Huancavelica, Huánuco, Junín Moquegua, Pasco, Puno y Tacna. 

También te puede interesar ver: Conociendo el escenario de riesgo por las heladas

Fuente: INDECI 

Leer

infoinundaciones
‘Mayor porcentaje de desastres se dan por no respetar la naturaleza' ‘Mayor porcentaje de desastres se dan por no respetar la naturaleza'


Mayor porcentaje de desastres se dan por no respetar la naturaleza

Este hombre vivió la tragedia de Armero y la destrucción causada por el terremoto del Eje Cafetero. Estuvo en Haití cuando otro sismo devastó ese país y se hundió en el barro en Salgar y Mocoa, luego de las avalanchas del 2015 y el 2017.

 

No es que a Carlos Iván Márquez lo persigan los desastres, es él quien va a su encuentro en cuanto sucede alguno. Lo ha hecho desde el bachillerato, como voluntario de la Defensa Civil en su pueblo natal, Durania, Norte de Santander, y luego como miembro de la Cruz Roja y director nacional de esta entidad humanitaria.

 

Hoy, 40 años después de atender su primera emergencia, sigue ejerciendo esta vocación como director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, cargo que ocupa desde abril del 2011, lo que lo convierte en uno de los funcionarios más antiguos de la administración Santos.

Su preocupación más reciente se llama Hidroituango. Hace unas semanas, debido al riesgo de ruptura de la presa de ese proyecto hidroeléctrico, que afecta el río Cauca, Márquez tuvo que coordinar la mayor evacuación en la historia de Colombia: 15.000 personas de los municipios de Valdivia, Puerto Antioquia y Tarazá, en Antioquia.

Por problemas como este, duerme poco. Descansa en los aviones, en los que tiene que apagar el celular. “Esa horita es bendita”, confiesa con una sonrisa. El funcionario habló con EL TIEMPO sobre la crisis de Hidroituango y sobre su experiencia en algunas de las catástrofes más terribles del país y del mundo.

¿Cuál es su mayor preocupación con Hidroituango?

La ruptura de la presa.

¿Es una posibilidad real?

Pues hasta que salgamos al otro lado no puede dejar de serlo. Mientras la emergencia esté en alerta roja, yo también lo estoy. EPM, que es el responsable, está trabajando duro, pero Hidroituango es una amenaza construida por la mano del hombre, que involucra al menos a tres departamentos, muchas comunidades, al menos 12 municipios...

La ruptura sería el peor escenario. Hay otro, el de un desbordamiento, una salida de agua abrupta, que ya se dio el 12 de mayo y afectó a Puerto Valdivia. Afortunadamente se alcanzó a dar la orden de evacuación y el resultado fue cero muertos y cero desaparecidos.

El nivel rojo cambiará cuando la presa esté asegurada. Confío en que están enfocados en eso. Aunque, una vez la estabilicen, hay que recordar que la amenaza continúa, porque la presa ya está construida y por lo tanto siempre será un riesgo por tener en cuenta en los futuros planes de prevención. Es como un volcán, hay que vigilarlo aunque esté inactivo.

¿Qué fue lo más difícil de la evacuación por Hidroituango?

El impacto que la gente siente cuando cree que no va a poder retornar y empieza a preocuparse mucho por sus apegos. No es fácil ir casa por casa, tienda por tienda, diciéndoles a las personas que deben abandonar sus hogares para irse a un albergue.

Sin embargo, esta coyuntura demostró la confianza de la gente en los planes de gestión de riesgo. Una confianza que está fundamentada en resultados tangibles. Gracias al trabajo de estos años ha disminuido la cantidad de damnificados por las temporadas invernales. Antes podían ser unas 120.000 familias y el año pasado esa cifra bajó a 8.000.

***

Carlos Iván Márquez tenía 16 años cuando ayudó por primera vez a atender una emergencia: un incendio que amenazaba varias viviendas de su municipio. El joven salió de su casa, balde en mano, para participar en una cadena de apagado junto con sus vecinos.

“Desde entonces quedé con la espinita de vincularme a alguna entidad para no quedarme parado ante un desastre”, comenta.

La oportunidad llegó cuando el entonces alcalde de Durania, Miller Bautista, llevó a su colegio a un delegado de la Defensa Civil, quien, tras una explicación, invitó a los estudiantes a unirse como voluntarios.

Él no lo dudó y fue en ese tiempo cuando salvó más vidas directamente: perdió la cuenta de las veces que estabilizó con respiración boca a boca y reanimación cardiopulmonar a los conductores y pasajeros accidentados a la salida de las ferias de Chinácota.

También en esos años tuvo su primer contacto con la muerte. Conoció la frustración de llegar al lugar de un accidente y que las personas ya hubieran fallecido.

Después, cuando en 1981 se fue a Cúcuta para estudiar administración de empresas en la Universidad Francisco de Paula Santander, conoció a socorristas de la Cruz Roja y su experiencia como voluntario le permitió unírseles.

Su primera misión fue atender a los damnificados por la avalancha que borró del mapa a Armero, en Tolima. Era enero de 1986, la tragedia había sucedido en noviembre del año anterior y Márquez pidió sus primeras vacaciones en el trabajo que había conseguido en el Ministerio de Obras Públicas –que coincidían con el receso de clases– para dirigirse a la zona como miembro del equipo de atención de albergues.

Estuvo un mes en la zona. Se encargó de la logística de la bodega de ayudas; clasificó, ordenó y repartió alimentos y medicinas en los municipios de Lérida y Venadillo. También aprendió a aplicar inyecciones.

Estando allí conoció a los voluntarios que habían atendido a Omaira, la niña atrapada entre el barro y el cemento cuyo caso fue seguido por el mundo entero, y que a pesar de los esfuerzos de los socorristas no pudo ser rescatada.

Durante esos días adquirió muchos de los conocimientos en atención de desastres que aplicaría el resto de su vida. Esa experiencia lo marcó. Una vez graduado de la universidad decidió dejar su cargo en el Ministerio y se vinculó a la dirección educativa de la Cruz Roja en Norte de Santander.

Continuó más de 20 años en esa institución, en la que llegó a ser director del Socorro Nacional. En el 2010 recibió la Orden Nacional al Mérito de manos del presidente Álvaro Uribe, como reconocimiento a su trabajo en favor de los damnificados por el terremoto en Haití.
Un año después, en medio de la crisis invernal que azotaba al país, asumió como director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres y desde entonces ha venido afrontado coyunturas tan difíciles como la avalancha de Salgar, Antioquia; el derrumbe del edificio Space en Medellín y la avalancha de Mocoa.

También impulsó la Ley 1523 del 2012, que regula la gestión del riesgo en Colombia y sin la cual, dice, la atención de emergencias tan grandes como la de Hidroituango no sería posible.

Con frecuencia, su trabajo lo obliga a separarse de su familia. El último Día de la Madre,por ejemplo, estaba atendiendo la evacuación de los municipios en riesgo por la crisis en Hidroituango. “Nos reunimos el día que se pueda y hacemos como si esa fuera la fecha”, cuenta.

Márquez cree que con el fin de la presidencia de Juan Manuel Santos, en agosto, dará por concluida su labor en la atención de desastres. A los 55 años comienza a costarle mantener el ritmo de esa cruzada, que inició a los 16 años, con un balde de agua en la mano.

¿Cuál ha sido el momento más difícil de su trabajo?

Haití... fue de los momentos más difíciles que he vivido. Uno se daba cuenta de que hiciese lo que hiciese, ese país seguiría en la misma situación de pobreza y vulnerabilidad. Pero aunque haya muchísima frustración, hay que hacer algo, porque eso impacta las vidas de las personas. Uno no puede sentarse a escribir la impotencia. De hecho, nunca he escrito nada al respecto y creo que no lo voy a hacer.

¿Qué porcentaje de lo que usted enfrenta es culpa de la naturaleza y qué tanto es falta de previsión?

Creo que el mayor porcentaje tiene que ver con la exposición que produce la falta de respeto a la naturaleza.

¿Colombia es particularmente vulnerable a los desastres naturales?

Sí. Dentro de los países con mayor vulnerabilidad frente al cambio climático, Colombia está entre los primeros diez. A nuestros dos océanos, tres cordilleras y clima variable se suma la precariedad de las construcciones, la minería ilegal, la exclusión y la inequidad. Y también el conflicto armado, aunque últimamente ha dejado de ser un aspecto de vulnerabilidad.

¿En qué sentido el conflicto puede hacernos más vulnerables a los desastres naturales?

Había zonas vetadas que eran muy riesgosas, como las de la minería ilegal. Siempre había esa limitante para ingresar con un sistema de alerta temprana. Era difícil hasta para la entrega de ayudas. Hoy, a solo dos años de la firma del acuerdo de paz, puedo decir que vemos un cambio: ahora instalamos puentes peatonales, hacemos trabajos sociales, comunitarios y de prevención.

El éxito de alguien que se dedica a atender desastres es que otra persona esté mejor. ¿Por qué eligió esta profesión en lugar de una en la que el éxito fuera más personal?

No quería sentirme impotente ante estas cosas. No me imagino haber sido solo un espectador de lo que ocurrió en el Eje Cafetero, en Haití, en Perú (terremoto en Pisco). No me imagino viendo a Mocoa por televisión o como observador en esta tragedia de Hidroituango, que aunque es responsabilidad de EPM tenemos que contribuir para solucionarla. No me veo haciendo cábalas o buscándole la comba al palo, sino más bien aportando algo. La vocación por la atención de desastres viene como la de alguien a quien le gusta el fútbol: es una pasión. La mía es el altruismo.

Te puede intentar leer: Presentan Estrategia Financiera ante el Riesgo de Desastres

Fuente: El tiempo

Leer

infoinundaciones
Oficializan ley que garantiza derechos de afectados por desastres Oficializan ley que garantiza derechos de afectados por desastres


Oficializan ley que garantiza derechos de afectados por desastres

 

Hoy se publicó en el Boletín de Normas Legales del Diario Oficial El Peruano la Ley que incorpora la aplicación del enfoque de derechos humanos en favor de las personas afectadas o damnificadas por desastres.

 

Dicho enfoque de derechos se dará mediante la respuesta, rehabilitación y reconstrucción de los servicios e infraestructura de uso público afectados.

El enfoque implica el reconocimiento de todos los afectados como titulares de derechos y el deber del Estado de promover, respetar y protegerlos, propiciando su restitución en el más breve plazo.

Son considerados de atención prioritaria los derechos a la vida, alimentación, salud, educación, vivienda, el acceso a la justicia y seguridad ciudadana, y protección del interés social y económico de los afectados.

Así también, el acceso al agua y los servicios de saneamiento e infraestructura de transporte.

De esta manera, los afectados o damnificados por desastres tienen derecho a una respuesta inmediata del Estado sin distinción alguna.

La atención prioritaria debe asegurar atención médica y psicológica, la dotación de albergue, agua, alimento, vestido y seguridad y orden público, teniendo en cuenta la identidad cultural individual y colectiva de las personas afectadas.

La ley será de aplicación y cumplimiento obligatorio para todas las entidades y empresas públicas de todos los niveles de gobierno, así como el sector privado y la ciudadanía en general que intervienen en la gestión de riesgo de desastres.

En la víspera, el presidente de la República, Martín Vizcarra, promulgó la ley impulsada por la Defensoría del Pueblo.

Con ella se busca poner a la persona como el eje central de la reconstrucción en las zonas afectadas por El Niño costero.

Te puede interesar leer: Vizcarra y miembros del CIES abordaron proceso de reconstrucción

Fuente: Andina

Leer

infoinundaciones
Presentan Estrategia Financiera ante el Riesgo de Desastres Presentan Estrategia Financiera ante el Riesgo de Desastres


Presentan Estrategia Financiera ante el Riesgo de Desastres

 

La Estrategia Financiera ante el Riesgo de Desastres contiene una serie de instrumentos para que el país cuente con mecanismos de gestión, planificación y herramientas para la atención de cualquier tipo de siniestros, informó Julio Héctor Estrada, ministro de Finanzas Publicas (Minfin).

 

El funcionario precisó que para ello se contó con el apoyo del Banco Mundial (BM) y entre los instrumentos a utilizar están: presupuesto para gestión del riesgo de desastres, reasignación presupuestal, fondo de atención de emergencias, seguros, reaseguros, bonos catastróficos, créditos emergentes, créditos post desastres y donaciones.

Minimizar daños

Homa-Zahra Fotouhi, representante del BM en Guatemala, indicó que “la gestión del riesgo de desastres es fundamental para anticiparse a estos fenómenos y minimizar las pérdidas de vidas humanas y los daños que infligen”.

Enfatizó que la importancia de la Estrategia es que el país pueda tener una mayor resiliencia, y es por ello que el BM ha dado apoyo en su diseño, por medio de una asistencia técnica del Programa de Aseguramiento Contra Riesgo Catastrófico en Centroamérica y el Caribe, orientado a la prevención y apoyo.

Enfoque en atención

El titular del Minfin explicó que la Estrategia es parte de un programa de política pública con atención emergente ante catástrofes, el cual se ha gestionado con el BM y se pretende fortalecer la estructura organizacional y funcional ante el riesgo de desastre. Esto incluye la revisión de la normativa y Ley para la prevención, coordinación y gestión de emergencias.

Estrada enfatizó que se plantea la previsión presupuestaria para la cobertura de los sucesos catastróficos y la administración eficiente y transparente de los recursos para la reducción del riesgo de desastre, con el objetivo de fortalecer la resiliencia fiscal del país y la capacidad de respuesta ante una emergencia.

Aclaró que la presentación de la estrategia estaba programada con mucha anticipación y que coincidió con los hechos del 3 de junio.

También te puede interesar leer: Colombia reporta más de 600,000 personas afectadas por desastres naturales en 2017

Fuente: Diario de Centro América 

Leer