“Si no hay reubicación al menos que nos protejan”

“Reubicación. Si no hay reubicación al menos que nos protejan”

Reubicación. Aún no ha llegado la segunda ola invernal del año y los más de mil habitantes del corregimiento La Chapetona, en El Peñón, municipio a orillas del río Magdalena, están angustiados, pues anualmente son afectados por dos temporadas de intensas lluvias que no solo provocan un crecimiento desmedido del río, también traen temor y pérdidas materiales.

Por eso, a dos meses que inicien las lluvias y tras el anuncio del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), sobre la alta probabilidad de que este año se dé un nuevo fenómeno de El Niño, piden al Gobierno nacional que tome las medidas necesarias para evitar que una vez más tengan que sufrir los estragos de la naturaleza.

“Queremos que hagan las correcciones, cada vez que viene la ola invernal hay inundación en todo el corregimiento. Tenemos casi una década de estar aquí bajo agua, por eso queremos que hagan una muralla de protección para que los habitantes nos sintamos cómodos y no suframos tanto”, aseguró Elexis Jiménez Fonseca.
La comunidad comentó que los más afectados con esta situación son los niños y adultos mayores, quienes están expuestos a enfermedades y epidemias.

“Merecemos tener una vida digna, aparte de las inundaciones tenemos que lidiar con enfermedades y epidemias, en donde los más afectados son los niños y ancianos. Para nadie es un secreto lo que diariamente vivimos, por eso pedimos que hagan algo”, afirmó Deimen Pabón, concejal de El Peñón.

Resignados

Residentes de La Chapetona señalaron que hace más de cinco años les aseguraron que los iban a reubicar, debido al peligro que representa el río para el corregimiento, sin embargo, a la fecha, dicha reubicación no se ha hecho efectiva.

“Hemos venido esperando tanto la reubicación que ya creemos que eso no se va a dar, entonces exigimos que por lo menos nos hagan una muralla de protección, que el Gobierno nos ayude y nos dé soluciones”.

Tras conocer las quejas de la comunidad, Jorge Díaz, alcalde (e) de El Peñón, explicó que desde su posesión como mandatario inició la revisión de las obras y proyectos que están estancados, para valorarlos y darles viabilidad.

Explicó la situación que vive La Chapetona. “La realidad es que siempre se inunda, por eso el alcalde que está suspendido le prometió a la comunidad un cerramiento con palos de madera, sin embargo, no se puede hacer una inversión sin saber si esa es la solución que se necesita”.

Díaz aseguró que solicitó una visita técnica a la dirección de Gestión de Riesgo del departamento, así como a las secretarías de Infraestructura y Planeación, y a Cormagdalena, para que diagnostiquen lo que realmente se necesita para acabar con el problema de las inundaciones. “No quiero engañar a las personas, la idea es hacer las cosas pero bien hechas, por eso ya se está haciendo la gestión para hallar una verdadera solución”.

Ariel Zambrano, director de Gestión de Riesgo departamental, confirmó que el alcalde encargado pidió el acompañamiento para retomar los proyectos que ya existían. El plan es trabajar en conjunto para hacer una actualización de los escenarios de riesgo que hay en el municipio y tomar las medidas pertinentes.

Zambrano explicó además que las necesidades de El Peñón, así como de los demás municipios en riesgo, están contempladas en el Plan Departamental que será presentado a la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD). “Como departamento, dentro de nuestro plan departamental, tenemos focalizado un plan maestro para presentar a la UNGRD, para que nos ayude a complementar esas acciones específicas que se necesitan en los municipios”.

El funcionario solicitó a las corporaciones autónomas y al Gobierno nacional trabajar de la mano para que estos proyectos sean ejecutados. “Sin el concurso del Gobierno nacional es imposible cumplir la tarea al 100 %, el proyecto que hemos creado será un piloto para los lugares donde sufren afectaciones similares, y permite mirar el escenario de cómo se debe hacer todo”.

La reubicación

Entre 2010 y 2011, más de 20 mil familias del departamento quedaron damnificadas con la llegada del fenómeno de La Niña, haciendo que los gobiernos nacional y departamental tomaran medidas para ayudar a los afectados y protegerlos ante futuros eventos invernales. Para el caso especifico de La Chapetona, en octubre de 201,2 tras el Consejo Municipal para la Gestión del Riesgo de Desastres, la Alcaldía diseñó el Plan Municipal de Gestión de Riesgo, en donde formuló acciones concretas para mitigar las consecuencias de los fenómenos naturales. Una de ellas fue la reubicación de La Chapetona, “debido al alto riesgo de inundación que se presenta en la zona”, reposa en el documento, donde además se habla de la construcción de 216 viviendas y bienes de tipo colectivo en el cerro de Varela. Eran $15 mil millones los que se necesitaban para tal reubicación, por lo cual solicitarían apoyo a entes nacionales y departamentales como UNGRD, Ministerio de Vivienda Ciudad y Territorio, y Fondo Nacional de Recursos (FNR).

El alcalde encargado aseguró que no se puede dejar de lado la reubicación. “Sí existe el proyecto de reubicación, pues en el programa de Gobierno está contemplada y eso no puede pasarse por alto, hay que cumplirlo, por eso la idea es hacerla realidad. Yo ahora estoy encargado, pero sea yo o el próximo alcalde que llegue deberá hacer lo necesario para el beneficio de la comunidad”.

Fuente: El Universal

Más noticias

¿Tienes alguna consulta?