Huaicos: ¿Qué son y por qué se producen?

martes, marzo 21, 2017

Huaicos: ¿Por qué se producen?

Los huaicos o llocllas son flujos con grandes volúmenes de agua y material de diversos tamaños. Ocurren como producto de lluvias intensas que luego descienden por quebradas secas (no siempre son secas, en el caso Viso la quebrada es activa). En Bolivia, se les conoce como mazamorras, y en Colombia, Venezuela y Ecuador, como deslaves.

Este fenómeno se presenta de forma rápida, con fuertes ruidos y olor a barro. Se desencadena con las precipitaciones e influye significativamente en las inundaciones debido a que los flujos desembocan en los ríos contribuyendo al desborde de los mismos.

Algunos conceptos importantes relacionados a los huaicos son los siguientes:

  • Lluvia: Precipitación de agua en forma de gotas que caen con velocidad y de modo continuo. Según el tamaño de las gotas, se clasifica en llovizna y lluvia.
  • Lluvia de trasvase: es producida por la humedad que ingresa del lado oriental, transportada por los vientos hacia la zona costera. Es decir, es originada por las nubes cargadas de humedad que han sido empujadas por los vientos desde la zona de la sierra hacia la costa.
  • Inundaciones: Son fenómenos naturales que pueden ocurrir debido a lluvias intensas, penetraciones del mar, desbordes de ríos y lagos o la destrucción de grandes represas cuyas aguas cubren temporalmente los terrenos bajos adyacentes. Generalmente, son causadas por lluvias constantes e intensas que rebasan la capacidad de absorción del suelo, así como la capacidad de los ríos y corrientes de agua que la contienen en su cauce.

¿Cómo protegerse frente a huaicos, lluvias intensas e inundaciones?

El Programa de Resiliencia ante Inundaciones de Practical Action trabaja en la cuenca del río Rímac para lograr que las comunidades más vulnerables a estos fenómenos puedan hacerle frente sin que interrumpa sus procesos de desarrollo. Este programa apuesta por un enfoque comunitario pues reconoce que trabajar junto con las comunidades en el fortalecimiento de sus capacidades para gestionar su riesgo es clave al momento de diseñar cualquier intervención que apunte a su propio desarrollo.

PUEDES LEER: La Medición de la Resiliencia de las Comunidades ante Inundaciones – FRMC

Uno de los elementos más importantes para ello es el Sistema de Alerta Temprana (SAT). Un SAT se define como un conjunto de mecanismos y acciones que están orientadas para advertir de forma oportuna a una población sobre (la activación de un peligro que puede causado por un desastre inminente o en desarrollo, de modo que las comunidades y las organizaciones amenazadas se preparen y actúen de forma organizada y con suficiente tiempo para realizar procedimientos previamente definidos y reducir la posibilidad de que se produzcan pérdidas humanas, materiales o daños de consideración. Los SAT son herramientas procesos que funcionan todo el tiempo, ya que de esto depende su capacidad de informar con poco tiempo de anticipación sobre la inminencia de un peligro, y deben ser mejorados continuamente, aprendiendo de experiencias anteriores.

SAT-Para salvar vidas

REVISA LA INFOGRAFÍA: Una alerta para salvar vidas: Experiencia del Sistema de Alerta Temprana ante huaicos (SAT) 

A nivel comunitario se pueden realizar las siguientes acciones: 

  • Campañas de limpieza de calles y caminos: eliminar el desmonte de las calles, puntos de acumulación de basura y focos infecciosos.
  • Revisar y limpiar las redes, buzones y cajas de registro de alcantarillado y desagüe.
  • Solicitar al gobierno local de tu comunidad sacos de polietileno y arena para proteger los puntos críticos por desborde o inundación.
  • Organizar faenas comunales para proteger las zonas bajas de la comunidad con barreras de sacos de polietileno llenos con tierra o arena.
  • Limpieza de canaletas y rejillas de drenaje de aguas pluviales y fluviales.
  • Tener operativo el Sistema de Comunicación comunitario: Sirena, megáfono, silbatos.
  • Activar la brigada comunitaria de defensa civil: primeros auxilios, contra incendios, evacuación y rescate.
  • Identificar y señalizar rutas de evacuación peatonal y las zonas seguras alejadas del cauce de los ríos y quebradas ya que podría provocar huaicos, desbordes e inundaciones. 

Las familias también pueden organizarse y realizar las siguientes actividades: 

  • Limpieza de inservibles de techos: eliminación de objetos y materiales en desuso.
  • Instalación y limpieza de canales en los techos para drenar aguas de lluvias.
  • Si el techo es de esteras, protegerlo con plásticos o bolsas de cemento.
  • Si la vivienda se encuentra cerca del cauce del río o la quebrada, protege los zócalos y los ingresos con sacos de polietileno llenos con tierra o arena.
  • Revisar las conexiones eléctricas, cubrir los cables de luz y recubrirlos con cintas aislantes si fuese necesario.
  • Adquirir linternas, baterías, lámparas y velas.
  • Prepara la mochila de emergencia y la caja de reserva con agua y alimentos no perecibles. No olvides poner documentos personales de la familia y de la propiedad de tu vivienda.
  • Elabora o actualiza el directorio con los teléfonos de emergencia de los bomberos (116), la Policía Nacional (105), SAMU (106), Defensa Civil (115), ESSALUD en línea (411-8000), Serenazgo y otros.

¿Cómo actuar en el contexto de pandemia?

En el contexto actual en el cual nos encontramos expuestos a múltiples riesgos debido a la emergencia sanitaria por la Covid-19, debemos estar preparados como comunidad para realizar acciones de contingencia:

  • Coordinación: Puedes coordinar la preparación y respuesta a una emergencia mediante un grupo de WhatsApp. Recuerda difundir solo información oficial. Además, puedes actualizar tu directorio de contactos de emergencias (PNP, INDECI, entre otros).
  • Movilización: Revisa como llegar a las zonas seguras y coordina cada cierto tiempo la desinfección de estos lugares. Identifica a las personas más vulnerables como adultos mayores y aquellas con enfermedades crónicas.
  • Precauciones para brigadistas: Usa ropa manga larga (polos, pantalones, etc.) y gorro o sombrero. Recuerda tener y usar siempre la indumentaria de bioseguridad (mascarilla y protector facial). En caso de contacto con personas con síntomas de tos o fiebre, seguir las indicaciones de limpieza y desinfección como medida de prevención.
  • Primeros auxilios y asistencia: Prepara un almacén de útiles de higiene personal y de bioseguridad. Incluye un kit de bioseguridad para cada miembro de la familia en la mochila de emergencia. Identifica a personas jóvenes que puedan apoyar a las personas más afectadas.

publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


comentarios