Gregorio, constructor de diques

martes, febrero 23, 2021
Por Abel Cisneros

El siguiente blog recoge el caso de Gregorio Ríos, un líder de la comunidad campesina de San Pedro de Casta, que viene impulsando la recuperación y uso de tecnología ancestral para la gestión del agua en una zona agrícola que busca hacer frente a la escasez de agua. Su trabajo es especialmente importante en el actual contexto global de cambio climático donde las comunidades vulnerables se ven expuestas a múltiples riesgos para su desarrollo.

Gregorio Ríos, líder de la reconstrucción de las lagunas de infiltración en Marcahuasi, San Pedro de Casta.

Las comunidades campesinas de la parte occidental de los andes centrales han experimentado siempre la escasez de agua, ya que condiciones específicas del clima y los suelos la convierten en una región seca la mayor parte del año con una temporada lluviosa corta que encaja con el verano austral. En base a estas condiciones, las comunidades han desarrollado una serie de mecanismos de adaptación que les han permitido cultivar y criar ganado en lugares que sin la intervención humana habrían resultado hostiles. En el libro “Mitos y Hombres de Huarochirí” se habla de un pueblo llamado Japaní, donde se construían represas, probablemente alrededor del siglo XV. Este pueblo al igual que el conjunto de pueblos del Valle del rio Santa Eulalia, tributario del Rímac y uno de los ríos más explotados de todo el país, han desarrollado tecnologías de manejo del agua con un alto nivel de sofisticación que recién vamos conociendo.

Estas técnicas se han incorporado en la vida diaria de las comunidades y se han expresado no solo en la construcción de canales, diques terrazas, sino en una cultura alrededor del cuidado y veneración al agua, una de cuyas fiestas es la Champeria. Ahí pudimos conocer a Gregorio Ríos, un hombre ya adulto que desde hace décadas trabaja por el rescate de las técnicas ancestrales de manejo del agua. En los últimos años algunas organizaciones han mostrado interés en esas técnicas y se han construido algunos kilómetros de canales amuneros. Gregorio ahora se encuentra dedicado al rescate y reconstrucción de una serie de lagunas de infiltración en las cimas de la meseta de Marcahuasi. El procedimiento, nos explica, consiste en detener el escurrimiento superficial del agua de lluvia mediante diques de mampostería ubicados escalonadamente en las quebradas amplias de la cima. El agua se desvía hacia estos diques mediante canales y empedrados, pues de otro modo terminaría alimentando las quebradas y ríos. En contra de lo que intuitivamente se podría suponer, el represamiento de estas aguas no tiene valor por el volumen superficial que acumulan sino porque al detener el flujo es posible que estas aguas se infiltren a través de las fracturas y diaclasas de la roca, lo que permite dos beneficios claros: (1) la reducción de la escorrentía superficial que reduce el riesgo de huaicos y la erosión de terrenos de cultivo, y (2) la alimentación de acuíferos por el agua infiltrada que pueden ser aprovechados en la parte baja del valle.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Mujeres sembrando resiliencia

El funcionamiento de estos diques va siendo comprobado actualmente mediante estudios muy sofisticados del INGEMMET pero ya era conocido desde tiempos precolombinos. Muchos de los diques que se reconstruyen actualmente tienen cimientos que datan desde hace siglos atrás y partes refaccionadas hace décadas, lo que indica la importancia de estos diques para las comunidades campesinas. Sin embargo, su uso fue decayendo a medida que las comunidades rurales de la zona se iban despoblando a mediados del siglo XX, con lo cual la mano de obra necesaria para el mantenimiento y construcción de este sistema se volvió escasa. No solo dejaron de construirse diques para formar lagunas de infiltración, también dejaron de mantenerse canales de riego y canales amuneros y mucha de la tierra agrícola dejo de cultivarse también con el consiguiente abandono de las terrazas y pircas.

Recientemente el desarrollo de infraestructura y la recuperación de tecnologías ancestrales han cobrado importancia. Las necesidades de un mayor acceso a agua desde ciudades como lima están acompañados de un interés real en las condiciones ambientales, sociales y económicas del resto de la cuenca lo cual hace urgente un manejo sostenible de los recursos hídricos para lograr un enfoque de cuenca. Así, la exploración de mecanismos y técnicas de manejo de recursos hídricos han vuelto los ojos a los diques de infiltración, canales amuneros y demás tecnologías desarrolladas por cientos de años por las poblaciones de los andes peruanos.

Miembros de la comunidad de San Pedro de Casta en labores de construcción.

Desde el programa de resiliencia ante inundaciones de Practical Action, como parte de la Alianza para la resiliencia ante inundaciones de Zúrich, buscamos contribuir y colaborar con los esfuerzos de Gregorio y la comunidad de San Pedro de Casta pues reconocemos el acceso a agua mediante mecanismos sostenibles como un factor fundamental para la construcción de la resiliencia. El programa actualmente está desarrollando estudios para comprender cómo las especies nativas afectan la infiltración del suelo e impulsando intervenciones para la recuperación y gestión de los ecosistemas altoandinos con el fin de contribuir a la resiliencia comunitaria. Para entender mejor cómo este trabajo de infraestructura y gestión del agua contribuye a la resiliencia comunitaria, recomendamos revisar el marco para la medición de resiliencia comunitaria ante inundaciones de Zúrich.

TAMBIÉN PUEDE LEER: Capturando información valiosa

Si te interesa conocer más sobre esta iniciativa o sobre el trabajo de Practical Action y su programa de resiliencia ante inundaciones, puedes contactarnos a: abel.cisneros@practicalaction.org .

publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


comentarios