Facebook Twitter LinkedIn WhatsApp
Fecha de publicación: 09/10/2018

El Sistema de Alerta Temprana ante inundaciones ligadas al Fenómeno El Niño

El Sistema de Alerta Temprana (SAT) tiene como finalidad informar a la población que ocupa territorios susceptibles de ser impactados por las inundaciones y propiciar una respuesta oportuna que permita reducir la pérdida de vidas humanas, así como de daños materiales y medios de vida.

Problemática

El Fenómeno El Niño (FEN) ocurre por la debilitación de los vientos alisios, lo que provoca una concentración de masas de aguas calientes. Tales masas pueden provenir del Pacífico occidental (FEN global) o ecuatorial (Niño Costero). El calentamiento de las aguas provoca mayor evaporación de las aguas del mar y favorece a las precipitaciones
fuertes en la costa del Perú y del Ecuador.

En las ciudades ubicadas en la costa peruana, el FEN se manifiesta en particular por lluvias intensas. Tal como ocurre en la mayor parte de las ciudades en países en vía de desarrollo, el crecimiento caótico de las ciudades resulta en la ocupación de los terrenos disponibles, que con frecuencia son zonas de alto riesgo de desastres.

Las comunidades que se asientan en aquellas zonas son generalmente de bajos recursos, tienen un limitado conocimiento que están en zonas de alto riego, no están organizadas ni preparadas ante el riesgo de desastre, y cuentan con recursos mínimos para actuar en un escenario de emergencia.

Un Sistema de Alerta Temprana (SAT) permite responder a estos desafíos, logrando reducir las pérdidas humanas y materiales. El caso que ahora explicamos, ubicado en 3 comunidades de Piura, corresponde a la articulación de diferentes instancias de coordinación al interior de la misma comunidad y sus autoridades locales, así como su articulación con los niveles regionales y nacionales. Una experiencia que podría servir de ejemplo para comunidades vulnerables a inundación en otras partes del mundo.

También te puede interesar leer: Conociendo el Sistema de Alerta Temprana ante Huaicos SAT

Componentes
Un SAT tiene cuatro componentes principales:

Conocimiento de los riesgos: Recopilación de información respecto del contexto natural (clima, geología, suelos, cuencas, cauces de ríos, sistemas de drenajes, topografía, etc.) de un territorio determinado (comunidad, ciudad, región o país) y de las vulnerabilidades de su población y Gobiernos, los cuales pueden generar determinados riesgos y devenir en desastres si no se mitigan estructural y socialmente.

Monitoreo técnico y alerta: Servicio técnico y científico de seguimiento, respecto de un evento de origen natural determinado. El monitoreo es realizado por una institución especializada y autorizada oficialmente, y puede ser complementado por un monitoreo participativo, realizado por la población.

Difusión y comunicación: Sistema de comunicaciones que alerte a las comunidades vulnerables ante un peligro inminente, destacando el uso de radios, megáfonos, sirenas, silbatos, celulares, campanas, etc. Este proceso debe ser dirigido por la Plataforma de Defensa Civil municipal y comunitaria, según el protocolo establecido y difundido previamente entre la población por las autoridades y puesto en práctica en simulacros.

Capacidad de respuesta: La mayor capacidad para responder ante un desastre se genera antes de que este ocurra e implica, entre otras cosas, la puesta en marcha del plan de respuesta a nivel comunitario y el plan de contingencia a nivel de distrito, provincia y región. El plan correspondiente comprende un mapa de riesgos, un mapa de evacuación (calles previamente señalizadas), la ubicación y habilitación de zonas seguras y puntos de encuentro, almacén adelantado, entre otras herramientas.

Además, en Perú se establecieron lineamientos para la instalación de un SAT (Ley N° 29664 - Sinagerd):

  • Que sea implementado en un territorio determinado que puede ser una comunidad, distrito, provincia, cuenca, etc.
  • Debe incluir el plan de contingencia (nivel distrital, provincial y regional) y el plan de respuesta (nivel comunitario). Se puede diseñar un SAT para diferentes tipos de peligros, como por ejemplo para inundaciones, deslizamientos, tsunamis, erupciones volcánicas, incendios, bajas temperaturas, entre otros.
  • En las zonas donde existen varios peligros, los SAT deben ser “multipeligros”, con la finalidad de optimizar recursos.
  • Asegurar que los SAT cumplan con estándares mínimos de calidad, sean sostenibles y con funcionamiento permanente mediante la asignación de recursos materiales y humanos a través de presupuestos institucionales

Caso de estudio: Implementación del SAT

A continuación se presenta un estudio de caso en Piura, donde Soluciones Prácticas implementó un SAT articulado entre comunidades y autoridades locales.

Conocimiento de los riesgos: Desde los FEN extraordinarios ocurridos en los años 1982 y 1983, así como en 1997 y 1998, en los que se produjeron inmensas pérdidas de vidas humanas y económicas en casi todo el Perú, particularmente en el norte, se realizaron diversos estudios que nos aproximan al conocimiento del riesgo de inundaciones a nivel regional, de ciudad y de comunidades vulnerables. Adicionalmente, Soluciones Prácticas desarrolló con las comunidades de tres distritos, mapas de riesgo comunitarios para tener una información local sobre zonas de alto riesgo, zonas seguras y rutas de evacuación.

Monitoreo técnico y alerta: Para completar la información oficial y tener un monitoreo más detallado, se instalaron pluviómetros artesanales manejados por voluntarios comunitarios. La información registrada diariamente sirve para monitorear el nivel de saturación de los suelos e inundación por lluvias, con la cual la plataforma comunitaria puede tomar una serie de decisiones: de registrarse lluvias mayores a 50 mm (50 litros de agua por m2) de manera continua, los terrenos más bajos (identificados en el mapa comunitario) empezarán a acumular agua y deberán tomarse las acciones correspondientes para reducir el impacto. De otro lado, la información sirve para alertar a las autoridades.

Difusión y comunicación: Con la finalidad de mejorar la difusión y comunicación de los mecanismos ya existentes, se incorporó a nivel regional, desde el verano del 2015, un sistema denominado Frontline, el cual establece una comunicación fluida entre los centros de emergencia regional y local de las provincias (8 en total) y distritos (68 en total). Dicho sistema opera en la modalidad de mensajería de textos a celulares desde una base digital con software libre, utilizando un directorio de personas vinculadas a las plataformas de Defensa Civil locales. Sin embargo, en los últimos años, surgió el uso de la aplicación Whatsapp que cumple el mismo objetivo, por lo que se utilizaron los mismos equipos con este fin.

En caso de que falle la conexión a Internet, cada plataforma cuenta adicionalmente con radios de alcance local (VHF), lo que les permite comunicarse con las plataformas municipales y las organizaciones de primera respuesta. Estos equipos están configurados en frecuencias de uso común con las organizaciones de Defensa Civil. Para las acciones de movilización interna en el plano comunitario, si se produce una situación de emergencia, cada plataforma cuenta con equipos de difusión y comunicación, como por ejemplo sirenas, megáfonos, silbatos usados por las brigadas de evacuación y seguridad, primeros auxilios, etc.

También te puede interesar leer: Ficha técnica: Sistema de Alerta Temprana

Capacidad de respuesta: De presentarse una emergencia por inundación deben existir las siguientes capacidades para una respuesta organizada:

  • La organización de simulacros en cada zona como parte de los entrenamientos de preparativos realizados.
  • La organización y capacitación de Voluntarios de Emergencia y Rehabilitación, capacitados por más de cien horas en primeros auxilios, evacuación y seguridad, implementación y administración de albergues temporales, prevención y control de incendios, agua, saneamiento e higiene (ASH).
  • El equipamiento básico de los voluntarios: indumentaria (chalecos, botas, rodilleras, ponchos impermeables), sogas, linternas, radios VHF, sirenas, silbatos, megáfonos, botiquines de primeros auxilios, camillas para traslado de heridos.
  • La instalación de almacenes adelantados en cada comunidad con herramientas e insumos: carretillas, palanas, picos, barretas, martillos, sacos, plásticos, botiquines de primeros auxilios, entre otros.
  • El funcionamiento de una plataforma comunitaria de Defensa Civil en cada zona.
  • La señalización de las rutas de evacuación y zonas seguras.
  • La elaboración participativa y liderado por los Voluntarios Brigadistas del Plan de Respuesta Comunitario que incluye el mapa de riesgos y señalización.

Las plataformas comunitarias han sido reconocidas formalmente por las autoridades municipales, al igual que los voluntarios, quienes han sido reconocidos mediante una resolución de la alcaldía.

Costo de la solución basada en el caso de estudio*

El SAT implementado en Piura se centró en las siguientes localidades, beneficiando alrededor de 35 mil personas de las provincias de Piura y Morropón.

El Sistema de Alerta Temprana ante inundaciones ligadas al Fenómeno El Niño

 

Cuadro: Costos del SAT

El Sistema de Alerta Temprana ante inundaciones ligadas al Fenómeno El Niño

 

El Sistema de Alerta Temprana ante inundaciones ligadas al Fenómeno El Niño

DESCARGAR LA PUBLICACIÓN AQUÍ

Fuente: Soluciones Prácticas

Otras notícias que te pueden interesar