Educación sobre resiliencia ante inundaciones e higiene menstrual para adolescentes y jóvenes en El Salvador

viernes, noviembre 19, 2021

Por Carlos Tejada | Cristina Pérez | Manuel von der Mühlen

Muchas adolescentes y jóvenes en El Salvador carecen de los conocimientos, los suministros y los espacios seguros que necesitan para manejar adecuadamente su menstruación. Esto se vuelve particularmente desafiante durante una inundación donde el acceso a las instalaciones de privacidad y saneamiento puede ser limitado. Plan Internacional está trabajando con las comunidades para superar estas barreras y desmitificar la menstruación.

Como miembro de la Alianza para la Resiliencia ante Inundaciones de Zurich. Plan Internacional (Plan) trabaja con cuatro comunidades en El Salvador para fortalecer su resiliencia a las inundaciones. Hemos usado la herramienta para la Medición de la Resiliencia de las Comunidades ante Inundaciones (FRMC por sus siglas en inglés) para entender mejor los desafíos y oportunidades en estas comunidades, identificar y priorizar que intervenciones fortalecerán su resiliencia a las inundaciones.

Durante este ejercicio, identificamos que, durante las inundaciones, las niñas, adolescentes y mujeres jóvenes a menudo tienen acceso limitado a suministros e instalaciones de higiene menstrual seguros, privados y adecuados.

Manejo de la menstruación

Se necesitan de 3 componentes para que alguien controle adecuadamente su menstruación:

  • Acceso a kits de higiene menstrual adecuados para almacenamiento, lavado y secado.
  • Infraestructura de higiene menstrual, que incluye agua, saneamiento, áreas para cambiarse y opciones de eliminación de desechos; y
  • Actividades de educación y sensibilización sobre higiene menstrual.

Nos dimos cuenta de que muchas adolescentes y jóvenes no tienen acceso a estos suministros incluso en tiempos que no son de emergencia. Algunas adolescentes y mujeres jóvenes nos dijeron que desconocían las medidas de higiene menstrual. Si no pueden controlar su higiene menstrual en momentos normales, definitivamente tendrá dificultades durante un desastre.

El poder de las mariposas rojas

«El poder de las mariposas rojas» es el nombre del programa que estamos implementando para abordar los tres componentes resaltados anteriormente. Hemos elegido la palabra “mariposa” como símbolo de fuerza y ​​libertad (de mitos, tabúes, violencia y acoso) y la palabra “rojo” simbólica del ciclo menstrual.

Nuestro objetivo es fortalecer la agencia de las adolescentes y mujeres jóvenes facilitando el diálogo, la hermandad y la resiliencia para vivir su menarquia y menstruación sin miedo, vergüenza, acoso o abuso.

Plan también apoya a los adolescentes y hombres jóvenes en la sensibilización para la construcción de masculinidades positivas lo que permite entender mejor el ciclo menstrual natural por el que pasan las adolescentes y mujeres jóvenes.  De esta manera logramos respeto y disminuimos los problemas de exclusión y discriminación que muchas de ellas se enfrentan durante su menstruación.

Para hacer esto hemos desarrollado una guía para el manejo de la higiene menstrual dirigida a 3 grupos principales:

• Niñas, adolescentes y mujeres jóvenes

• Madres y padres;

• Niños, adolescentes y hombres jóvenes.

La guía incluye información y educación sobre higiene menstrual, la promoción de un ambiente seguro en un contexto de emergencia y la entrega de suministros apropiados.

Plan implementó una serie de talleres sobre el ciclo natural de la menstruación en cuatro comunidades que llegaron a 160 niñas, adolescentes y mujeres jóvenes, así como a 80 niños, adolescentes y hombres jóvenes.

Desmitificando la menstruación

Adriana es una estudiante de sexto grado de 12 años que vive en una de las comunidades propensas a inundaciones con las que trabajamos. Ha participado en el programa El poder de las Mariposas Rojas. 

“… Cuando llegó ese momento, no me asusté porque sabía que era mi menarca (primera menstruación) lo cual aprendí de los facilitadores. También sentí la confianza de contárselo a mi madre cuando vi la oportunidad…”.

Adriana

Gracias a la formación que recibió Adriana por parte de Plan se preparó para su primera menstruación. Después de completar la formación con su madre, se siente más segura para hablar con ella sobre los cambios que está experimentando. La formación y la primera menstruación de Adriana impulsaron a su madre a compartir sus propios conocimientos y experiencias y a enseñarle a Adriana cómo cuidarse a sí misma.

Empoderando a las personas jóvenes que menstrúan

“Aprendí que mi período será diferente al de otras chicas, dependerá de mi propio cuerpo. Aprendí todo lo que podemos usar para nuestra menstruación. No se trata solo de toallas sanitarias, también pude ver los tampones y cómo deben usarse. Aprendimos que, si no tenemos estas cosas, podemos usar una toallita y lavarla, que es importante tener agua en nuestra casa y un lugar seguro para cambiarnos y sentirnos cómodas, también en la escuela.»

Adriana describiendo sus aprendizajes en el proceso de formación impartido por Plan

Debido al COVID-19 la capacitación fue impartida de forma virtual utilizando diversas plataformas de aprendizaje junto con una serie de actividades tales como juegos, vídeos, imágenes y audios. Algunas niñas quienes no tenían acceso a esta plataforma o no tenían una conexión de internet lo suficientemente fuerte se unieron al taller en la casa de Adriana.

Luego de la capacitación, Plan entregó a las participantes un kit que incluía toallas sanitarias, papel higiénico, una linterna, una compresa para el dolor, un calendario menstrual y folletos con información para que recuerden lo aprendido.

Nuestras tareas como parte de la capacitación acerca de la higiene menstrual. @Plan Internacional

Sororidad con otras niñas

Adriana describe cómo los chicos de su escuela se burlan de las niñas cuando están menstruando. Cuando ellos lo hacen Adriana y sus otras compañeras les explican que es algo normal y que ellos no deberían de burlarse por qué le pasa a todo el mundo incluyendo a sus propias madres.

Algunos de sus compañeros de clase (hombres) participaron en los talleres impartidos por Plan, y Adriana puede hablar con ellos cuando tiene su período. Ella siente que no se burlan y que pueden ayudarla. Les dice que hablen con sus amigos, para que ya no intimiden a las niñas en la escuela.

“Ahora, siento que tengo que apoyar a otras chicas. Si me necesitan les puedo dar una toalla sanitaria, mostrarles cómo ponérsela y explicarles que esto es algo normal y saludable. Nosotras, las chicas deberíamos estar juntas porque la menstruación nos pasa a todas. No debería burlarme ni discriminar. Si una niña no tiene toalla puedo regalarle una de los mías porque en mi comunidad muchas niñas no alcanzan a comprarlas”.

Adriana

La importancia de involucrar a quienes no menstrúan

Alma es una chica de 14 años que asiste a octavo grado quien junto con sus dos hermanas y su hermano participaron en los talleres impartidos por Plan sobre el modelo de higiene menstrual El Poder de Las Mariposas Rojas.

Alma sus hermanas y hermano recibiendo kits de higiene menstrual después de completar la capacitación. @Plan internacional.

‘’La capacitación ha aclarado todas las dudas que tenía acerca de la higiene menstrual. Aprendí que la menstruación es algo normal por lo que todas las mujeres pasamos y que no es algo sucio’’.

Alma acerca de cómo la capacitación de Plan cambió su percepción acerca de la menstruación

Al promover la participación de los miembros de la familia que no menstrúan en la capacitación se podrían desafiar los tabúes y los conceptos erróneos. Alma describe la experiencia positiva de aprender y descubrir la importancia del tema de la menstruación junto con su familia.

“Les digo a mis amigos que conocer sobre higiene menstrual es muy importante”.

Alma

El vínculo entre la resiliencia a las inundaciones y la educación sobre la menstruación

No solo en El Salvador, sino a nivel mundial, muchas jóvenes que menstrúan dejan de ir a la escuela durante su menarquia debido a la falta de suministros, instalaciones higiénicas inadecuadas o una falta general de conciencia. Esta situación solo aumenta aún más en tiempos de emergencia.

Es por eso que Plan lo ha convertido en una intervención prioritaria para abordar esta necesidad en gran parte invisible. A través del programa “El poder de las mariposas rojas”, Plan distribuyó kits de higiene menstrual para situaciones normales y de emergencia y a través de una serie de talleres sentó las bases para hacer más visible la higiene menstrual en las familias participantes y la comunidad en su conjunto.

Queremos extender un gran agradecimiento a nuestros colegas de Plan Internacional Oswaldo Soto, Michel Galdámez, Sara Carraza y Brenda López por sus contribuciones a este estudio de caso y la implementación del Modelo de Higiene Menstrual en las comunidades participantes del proyecto.

publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


comentarios