Brigadas comunitarias preparadas para la emergencia

En situaciones de emergencia frente a desastres como huaicos e inundaciones muchas veces la primera línea de acción la conforman las brigadas comunitarias. Estos grupos organizados de vecinos y vecinas tienen un rol clave en la gestión del riesgo de desastres, especialmente en las etapas de preparación y respuesta. Sin embargo, para construir resiliencia de forma sostenible y duradera, es necesario que las brigadas comunitarias tengan una participación en todos los procesos del ciclo de la gestión del riesgo comprendiendo las vulnerabilidades y planificando de manera activa con las autoridades locales sobre cómo reducirlas y cómo rehabilitar las comunidades una vez ocurrido el evento. Para ello, la capacitación constante es fundamental.

Frente a esto, el Programa de Resiliencia ante Inundaciones de Practical Action ha impulsado la organización de brigadas comunitarias en algunas de las zonas más vulnerables de la cuenca del río Rímac. Durante el mes de diciembre y enero, se llevaron a cabo jornadas de capacitación y trabajo en equipo, donde se elaboraron planes de acción para 11 quebradas de los distritos de Santa Eulalia, Chosica, Chaclacayo y San Mateo. Durante 3 días de trabajo y a través de reuniones virtuales, las los participantes identificaron las zonas vulnerables de cada comunidad, así como las rutas de evacuación y los puntos de concentración necesarios. Asimismo, estas jornadas sirvieron para establecer un flujo de comunicación entre brigadistas, dirigentes y autoridades distritales en las distintas etapas de preparación, respuesta y rehabilitación.

Brigada comunitaria de la Asociación de Vivienda Pablo Patrón del distrito de Chosica

El trabajo de Practical Action se dio en el contexto del proyecto “De lo cotidiano a lo extremo” que desarrolla de manera conjunta con la Universidad de Bristol del Reino Unido y algunas municipalidades de la cuenca del Rímac. Este proyecto tiene tres objetivos interrelacionados:

1. Profundizar en el conocimiento de las experiencias, respuestas y vulnerabilidades de las personas que enfrentan amenazas dinámicas de peligros frecuentes.

2. Identificar enfoques y metodologías efectivas para acercar a las comunidades afectadas con los sistemas de gestión de riesgos locales y nacionales para desarrollar medidas de mitigación.

3. Fortalecer las capacidades de las instituciones gubernamentales y las organizaciones de la sociedad civil que gestionan el riesgo de desastres, y las comunidades amenazadas por inundaciones repentinas.

Para ello, el proyecto está desarrollando modelos de simulación de flujos usando drones que permitan entender mejor las zonas más críticas y cómo podrían verse afectadas por huaycos y deslizamientos. Esto va de la mano de un trabajo profundo de concientización sobre los peligros e involucramiento de la comunidad organizada sobre la gobernanza de su entorno a través de distintas actividades. Sin duda, el trabajo logrado con la formación y capacitación de las brigadas comunitarias va a acercar a la población a estos objetivos y fortalecer su resiliencia ante inundaciones.

Si quieres conocer más sobre el proyecto puedes contactar a Miluska Ordoñez, especialista en GRD del proyecto, por su correo: miluska.ordonez@practicalaction.org

TAMBIÉN PUEDES LEER: El distrito que queremos: resiliente y seguro.

Más noticias

¿Tienes alguna consulta?