En la costa de Honduras se encuentra Santa Rosa de Aguán, una comunidad garífuna que en el pasado ha estado muy afectada por diferentes desastres y que en la actualidad es altamente vulnerable al cambio climático. La experiencia de Santa Rosa de Aguán en adaptación climática, está basada en la organización y el esfuerzo de la comunidad. Es un ejemplo de recuperación del propio entorno natural, a través de un proceso de concienciación social y capacitación, que ha permitido el análisis e implementación de diferentes medidas de adaptación de forma colectiva. Algunas de estas medidas son la revalorización y regeneración de las dunas, la instalación de sistemas de captación de agua lluvia y la elaboración de ordenanzas municipales desde la participación comunitaria.

También puedes ver estos recursos