La ubicación geográfica de Guatemala contribuye a que sea uno de los países más bellos del mundo. Sin embargo, al estar situado entre dos océanos, con un suelo fracturado por fallas geológicas y con una cadena volcánica en constante actividad, lo convierte en un país vulnerable a los desastres naturales. Guatemala está sujeta a padecer desastres naturales como: inundaciones por lluvias excesivas, temblores, terremotos y erupciones volcánicas. Algunas veces, dos de estos fenómenos ocurren al mismo tiempo, por lo que debemos estar preparados para enfrentarnos a cada uno de ellos. Este programa recopila una serie de consejos prácticos destinados a orientar, entender y enfrentar los desastres.