Esfuerzos coordinados de entes del Estado para hacer frente a inundaciones


Instituciones del Estado coordinarán esfuerzos con la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) e intendentes de Ñeembucú para hacer frente a la problemática que azota a la zona sur del territorio paraguayo y con mayor magnitud al departamento de Ñeembucú.

Durante una reunión multisectorial que mantuvo ayer la SEN con los 16 intendentes de Ñeembucú, ministros y representantes de la Ande, Dinac, FFAA, EBY, Senasa y Senacsa, entre otras autoridades, estas se comprometieron a trabajar de manera conjunta para atender la emergencia en esta zona del país, donde el panorama es crítico. Varios pobladores ya fueron desplazados por las aguas, mientras otros se mantienen en sus humildes viviendas, en medio de la humedad, expuestos a alimañas o a contraer enfermedades.

Desde el Ministerio de Salud se garantizó la atención sanitaria en las zonas afectadas y el refuerzo de insumos y medicamentos, además del aumento de ambulancias equipadas con cobertura inmediata, conforme señaló su titular, Antonio Barrios.

Por su parte, la Secretaría de Emergencia Nacional instaló un centro logístico en Pilar, con el objetivo de asistir a los pobladores de Cerrito, Laureles, Desmochado, Guazú Cuá, Villalbín, Paso de Patria, San Juan del Ñeembucú, Tacuaras, Humaitá, General Díaz, Mayor Martínez, Pilar e Isla Umbú, Alberdi, Villa Franca y Villa Oliva, estas tres últimas localidades son las más afectadas.

La Ande se comprometió a priorizar la provisión de energía eléctrica a hospitales y la atención de reparaciones de redes de distribución en zonas afectadas. Mientras que el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) coordinará la entrega de alcantarillas celulares con la Dirección de Caminos Vecinales, para la reparación de las mismas con maquinarias viales.

El Ministerio del Interior garantizó la seguridad para las familias desplazadas, que tuvieron que dejar sus pertenencias en sus propiedades; para ello, las comisarías jurisdiccionales harán permanentes informes de la situación; mientras que el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) se comprometió a rehabilitar tierras para el cultivo.

El Ministerio de Educación y Ciencia admitió que este año los niños de Ñeembucú "aprenderán menos", pero aseguró que las aulas móviles estarán disponibles en los lugares que se requieran.

Situación en Ayolas
De mantenerse las condiciones atmosféricas adversas, la situación de las 1.000 familias afectadas en Ayolas será aún más crítica. Si bien los damnificados están recibiendo asistencia del Estado, tanto de la SEN, como de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), las condiciones de subsistencia en medio de la humedad, el barro y la falta de agua potable resultan limitantes para las familias del barrio Mbocajaty de Ayolas.

En total, 17 barrios fueron afectados por las constantes precipitaciones, pero el que se lleva la peor parte es Mbocajaty. Hugo Beling, secretario de Acción Social de Ayolas, explicó que los pobladores de este barrio viven en las inmediaciones de un gran estero, que forma parte de los humedales del Ñeembucú. Algunas viviendas están completamente rodeadas de agua, mientras que otras deben soportar las paredes y el techo con excesiva humedad.

"Ni el carbón quema. Humea y no prende. Nada está seco, las ropas, las frazadas, los colchones. Todo esto está enfermando a los niños y los ancianos, que son los más vulnerables", dijo doña Agripina Zarza, madre de tres niños.

ESCENARIO EN YABEBYRY
El intendente de Yabebyry, Ignacio Brizuela, manifestó su preocupación por la persistencia de la inestabilidad climática, que constituye una alarma no solo por la pérdida total de los cultivos, sino además porque se acerca la época de siembra. De continuar esta, no se podrá plantar ningún producto, ya que la tierra no estará apta para el cultivo, explicó.

"Yabebyry depende de dos cosas: cultivos menores y pequeño ganado (de tres a 10 cabezas). Están las familias que venden leche y queso gracias al pequeño ganado. También tenemos 572 agricultores asociados, a los que nosotros les preparamos el terreno. Hoy más del 95% de la mandioca se destruyó y si el tiempo continúa inestable no se podrá preparar la tierra para nuevos cultivos", lamentó.

En los próximos días, serán entregados al menos 800 kits de víveres donados por la Entidad Binacional Yacyretá. Se trata de la tercera entrega que se hará a las familias más afectadas por las constantes precipitaciones. Brizuela agregó que las familias siguen en sus casas, ya que no tienen infraestructura para albergarlos en refugios, ya sean escuelas, colegios o parroquias, ya que resultarán insuficientes.

Lluvias también afectan a ignacianos
Aunque no tienen ríos en las cercanías, en la localidad de San Ignacio Misiones hay más de 250 familias afectadas por las constantes precipitaciones, la humedad excesiva y los grandes raudales formados durante las torrenciales lluvias.

Los residentes en las zonas bajas de la cuidad y cercanas a los arroyos son los más afectados, y en su mayoría se trata de familias de escasos recursos, recolectores, vendedores de yuyo y tereré y personas que se dedican a la construcción.

"Somos unas ocho familias que no recibimos ningún tipo de apoyo. Vamos a la municipalidad y allí nos dicen que tenemos que formar una comisión vecinal", manifestó doña Juana Centurión, quien vive en el suburbio del barrio Santo Ángel. Para llegar a su casa, se debe pasar por un lodazal y varios canales a cielo abierto y pese a eso, el sitio donde viven es prácticamente un estero.

Disminuirán precipitaciones en Ñeembucú
Lluvias disminuirán en Ñeembucú en este trimestre del año, al igual que el exceso hídrico concentrado en el territorio. "Vamos a tener menos lluvia durante junio, julio y agosto, lo que evitará que empeore la situación.

Pero, como Ñeembucú es un humedal y el río Paraguay está en su fase normal de crecimiento, el descenso del agua va a ser lento, a finales de setiembre estaría normalizada la situación", explicó Julián Báez Benítez, director de Meteorología e Hidrología de la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac).

POLÍTICOS BUSCAN “RÉDITO” A TRAGEDIA DE INUNDADOS
Miembros del movimiento Colorado Añetete, liderado por el senador Mario Abdo Benítez, realizaron un recorrido por las zonas inundadas del departamento de Misiones. La visita, que en teoría fue para llevar víveres a los damnificados, tuvo ribetes de campaña política, publica HOY Digital.

Acompañado de dirigentes colorados de Misiones, Mario Abdo Benítez y su equipo visitaron la comunidad de Yabebyry, Misiones, el sábado. Los políticos llevaron víveres a los afectados por la crecida y se interiorizaron sobre el grave drama que aqueja a los pobladores del departamento sureño.

En un video divulgado por la cuenta de Twitter de Colorado Añetete, se puede ver a Abdo Benítez junto a los senadores Enrique Bacchetta y Arnoldo Wiens, antes de partir. "Vamos a venir ya dentro de poco a caminar casa por casa", prometió el legislador, quien iría a las elecciones internas de la ANR como precandidato a la Presidencia de la República.

Consultado sobre los motivos de la visita del grupo político, el senador Wiens dijo a HOY Digital que fue una iniciativa de los jóvenes del movimiento en solidaridad con los pobladores afectados por la inundación. Expresó que toda la ayuda fue entregada en la Iglesia al sacerdote Ismael Ortellado, quien tiene a su cargo un equipo que coordina la atención a todo el distrito.

Dijo que la coordinación de la entrega fue a pedido del intendente de Yabebyry, Ignacio Brizuela. Sobre las opiniones que interpretan la visita como una actividad más política que solidaria, Wiens respondió: "Todo lo que hace un candidato está sujeto a esas interpretaciones".

Silvana López Moreira, esposa de Mario Abdo Benítez, alzó un video en el que se ven imágenes de su esposo conversando con los pobladores de Yabebyry. En un momento, enfocan un pasacalles que muestra la leyenda: "Misiones, tierra de Colorado Añetete".

Fuente: http://www.lanacion.com.py/pais_edicion_impresa/2017/06/06/esfuerzos-coordinados-de-entes-del-estado-para-hacer-frente-a-inundaciones/

Leer

Inundaciones en Indonesia dejan tres muertos y desaparecidos


Recientes inundaciones en el centro de Indonesia dejaron al menos tres muertos e igual cantidad de desaparecidos, informó hoy la Agencia de Prevención de Desastres.

Según el reporte, las crecidas ocurrieron en las ciudades de Toli-Toli y Buton del Norte, en la isla de Célebes, en la que fueron evacuadas unas 200 familias.

Los mayores daños se registraron en Toli-Toli, donde 15 viviendas fueron arrasadas y tres escuelas y cuatro edificios gubernamentales quedaron inundados tras el desbordamiento de los ríos Tuwelei y Lembe.

La fuente aseguró que el nivel del agua comenzó a descender en ambas regiones.

Los deslizamientos de tierra e inundaciones son comunes durante el período de lluvia en Indonesia, un archipiélago donde millones de personas viven en zonas montañosas o en llanuras cercanas a ríos.

En junio de 2016, murieron 50 personas a causa de las precipitaciones y aludes en la provincia de Java central.

Fuente: http://www.prensa-latina.cu/index.php/component/content/?o=rn&id=90911&SEO=inundaciones-en-indonesia-dejan-tres-muertos-y-desaparecidos

Leer

Aumentó a 2733 el número de desplazados por las inundaciones en el norte del país


El Sistema Nacional de Emergencias (Sinae) emitió en la noche del sábado un nuevo informe sobre la situación de las inundaciones en el norte del país. El número de personas desplazadas aumentó a 2733.

El departamento más afectado sigue siendo Salto donde permanecen 1776 personas fuera de sus viviendas. En Paysandú el número asciende a 867 y en Bella Unión se mantiene en 90.

El informe precisa que los Comités Departamentales de Emergencias y Centros Coordinadores de Emergencias de cada departamento continúan coordinando las acciones en contacto permanente con la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande, en el marco del Protocolo de Coordinación General. Mientras que desde la Dirección Nacional del SINAE se realiza un monitoreo constante y se facilitan las ayudas necesarias.

El detalle de los desplazados

De acuerdo al último relevamiento asciende a 2733 el número de personas desplazadas en todo el país a causa de las inundaciones. De ese total 921 son evacuadas y 1812 son autoevacuadas.

SINAE recuerda que personas desplazadas son aquellas que abandonan su vivienda por riesgo o afectación asociados a un evento adverso. Mientras que persona evacuada es aquella que es alojada en un albergue temporal bajo la coordinación integral del CDE/CECOED, mientras que persona autoevacuada refiere los desplazados que son alojadas en viviendas particulares o campamentos autogestionados.

El informe precisa que de las 2733 personas desplazadas, 1776 se encuentran en Salto, 867 en Paysandú y 90 en Bella Unión, Artigas. Mientras que de las 921 personas evacuadas, 786 se encuentran en Salto, 112 en Paysandú y 23 en Bella Unión, Artigas. Y de las 1812 personas autoevacuadas, 990 se encuentran en Salto, 755 en Paysandú y 67 en Bella Unión, Artigas.

El CECOED de Salto informó que en el departamento hay 466 familias desplazadas de las cuales 786 son evacuadas (442 mayores y 344 menores) y 990 autoevacuadas (598 mayores y 392 menores).

Por su parte el CECOED de Artigas, precisó que de los 90 desplazados en el terriotorio 23 son evacuadas (14 mayores y 9 menores) y 67 autoevacuadas (42 mayores y 25 menores).

En Paysandú se han reportado hasta el momento del informe 112 personas evacuadas y 755 personas autoevacuadas, totalizando 867 desplazadas.

El SINAE informa además que las personas desplazadas están recibiendo atención integral: resguardo, protección, alimentación, abrigo, recreación y salud, y cuentan con agua y energía.

Además detalla que se realizan rondas médicas diarias y se lleva adelante el monitoreo epidemiológico para controlar la salud de los afectados. Mientras que para los temas de seguridad y vigilancia, la Policía brinda seguridad dentro de los albergues y en los alrededores. En las zonas inundadas la vigilancia de las casas afectadas se realiza por medio de un trabajo coordinado con Policía, Prefectura y Bomberos.

Fuente: http://www.lr21.com.uy/comunidad/1333868-aumento-a-2733-el-numero-de-desplazados-por-las-inundaciones-en-el-norte-del-pais

Leer

Inundaciones, caídas de árboles y derrumbes en sectores de Arraiján


Producto de las fuertes lluvias acaecidas desde la noche del pasado miércoles, las comunidades de Burunga, Veracruz, Barriada 7 de Septiembre y Nuevo Chorrillo, en el distrito de Arraiján, en Panamá Oeste, fueron afectadas con inundaciones, caídas de árboles y deslizamientos.

Según comunicó el Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), "se entregará asistencia humanitaria a las familias afectadas", al tiempo que el personal técnico y de socorro de la institución gestiona "el levantamiento de los informes de las zonas vulnerables".

Panamá América estuvo en las áreas donde eran visibles las afectaciones por las lluvias que causaron caídas de árboles por Loma Cová, autopista a la altura de Bique, inundaciones de las calles del residencial Nuevo Arraiján, así como en una vivienda en el Bambú de Cerro Tigre.

Uno de los afectados, que se identificó como Jesús, indicó que el susto fue mayor cuando observaron que el río Aguacate subió el nivel de su cauce, lo que les recordó años anteriores cuando este afluente provocó el éxodo de algunos residentes que perdieron todas sus pertenencias tras la fuerte corriente que ponía en peligro su seguridad física.

Muchos moradores procedieron a evacuar sus residencias en Nuevo Arraiján, ya que temían que el río tapara hasta el techo de las casas, puesto que la marea estaba alta y les preocupaba que la corriente no desembocara al mar, lo que podría provocar mayores consecuencias.

Rostros de preocupación en las familias se observaban ayer en este residencial cuando permanecían en las calles observando cómo se desarrollaba el comportamiento de las aguas que los amenazaban. Varios residentes con sus hijos salieron de las casas en sus carros para trasladarse a lugares más seguros.

Fuente: http://www.panamaamerica.com.pa/provincias/inundaciones-caidas-de-arboles-y-derrumbes-en-sectores-de-arraijan-1072062

Leer

Investigaciones científicas pueden ayudar a prevenir desastres naturales en Perú


Existen diversos proyectos científicos que serían útiles para los ciudadanos de a pie en cuanto a prevención de desastres naturales, aseguraron los doctores Gisella Orjeda y Benjamín Marticorena, expresidentes del Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (Concytec).

Durante el conversatorio “¿Cómo la ciencia puede prevenir desastres naturales”, realizado en la sede de Cienciactiva, en Miraflores, ambos expertos coincidieron en que los tomadores de decisiones no consideran las soluciones que plantean los científicos peruanos en estos casos.

Lamentaron que, si bien las autoridades tienen “admiración por la ciencia”, descuidan el potencial que tiene ésta para servir a temas concretos como la prevención de desastres naturales que anualmente sufre nuestro país.

“El problema fundamental es la falta de conocimiento de los tomadores de decisiones del país, ministros, viceministros y los del Congreso, y en parte ello se debe al desastroso estado de las universidades del Perú”, opinó Orjeda.

Este “descuido”, dijo, se traduce en el exiguo presupuesto de 0.08% del PBI que tiene Concytec; la disminución de 180 a 85 millones de soles del presupuesto para Concytec entre el 2016 y 2017. O que hasta ahora no se entreguen los 11 millones de soles que se necesitan para otorgar a las universidades bibliografía científica.

Por ejemplo, Marticorena advirtió que siete lagunas que podrían desbordarse y sobre las que deberíamos de poner atención, y actuar en prevención para evitar la pérdida de vidas y cultivos.

“Hay que poner la ciencia y tecnología al servicio de los servicios públicos, la educación, la salud, seguridad, esparcimiento; el otro campo es de las empresas; y la tercera línea de trabajo debe de ser las pequeñas y medianas empresas (pymes)”, dijo Marticorena.

Bien informados

En otro momento, los voceros de Concytec y Cienciactiva aseguraron que mantienen informados a las principales autoridades del país (Presidencial del Consejo de Ministros, Ministerio de Economía, Ministerio de Defensa, Indeci, entre otros) sobre las investigaciones que se realizan y que pueden ser muy útiles para la población frente a fenómenos como heladas, friajes o El Niño, entre otros.

Por ejemplo, Concytec en alianza con el Servicio Nacional de Capacitación para la Industria de la Construcción (Sencico) desarrolla investigaciones en construcción y saneamiento por 300,000 soles que será de utilidad para los pobladores.

Similar realidad

Orjeda y Marticorena enfatizaron que población y líderes políticos no deben de tomar nuestra ubicación geográfica como un problema.

“Los desastres no están ocasionados por el lugar donde vivimos, sino por nuestra sociedad. Por ello, tenemos que repensar la universidad y los institutos de investigación”, dijeron.

Recordaron que países vecinos como Chile también sufren el deslizamiento de la placa de Nazca y tienen sus principales ciudades asentadas en la Sierra.

Sin embargo, en el país sureño los tomadores de decisiones trabajan con los científicos, y ejecutan los proyectos que se les plantean mejorando la prevención frente a estos fenómenos cíclicos.

Ello también plantearía alianzas científicas con países vecinos para tratar problemáticas en común, sugirieron. También se necesita mayor divulgación entre la población de los avances científicos peruanos y su utilidad para el peruano de a pie, labor que este año ha iniciado Concytec.

Fuente: http://www.andina.com.pe/agencia/noticia-investigaciones-cientificas-pueden-ayudar-a-prevenir-desastres-naturales-peru-669093.aspx

Leer

Cajamarca: colegio colapsa por las lluvias de 'El Niño costero'


Un ciudadano envió al WhatsApp de La República fotografías del derrumbe de la institución educativa. Tres aulas quedaron completamente destruídas.

La institución San Andrés de Llapa ubicada en la provincia de San Miguel, en Cajamarca tenía una infraestructura debilitada debido a las constantes lluvias que se registraron en el Perú durante los primeros meses del 2017.

Un promedio de 300 alumnos no podrán continuar con sus actividades académicas al interior de este recinto, por lo que el alcalde de Llapa, Henrick Suárez se reunió con las autoridades para analizar el uso de otro local para el desarrollo de clases.

Las lluvias, desbordes de ríos e inundaciones dejaron a la población peruana con grandes pérdidas de bienes materiales y humanas durante los meses de enero, febrero y marzo.

Fuente: http://larepublica.pe/reportero-ciudadano/881422-cajamarca-colegio-colapsa-por-las-lluvias-del-nino-costero

Leer

Advierten que el cambio climático agravará más las inundaciones en el país


Las precipitaciones extremas y el aumento promedio de las temperaturas son los efectos más nocivos que el cambio climático provoca y provocará en la Argentina hasta fines de siglo.

Estos dos fenómenos producen, según la región que se analice, una mayor cantidad de inundaciones, por un lado y, sequías, por el otro; olas de calor más prolongadas e intensas en los centros urbanos; propagación de enfermedades, como el dengue, y derretimiento de glaciares, entre otros.

Así lo alertan los investigadores del Conicet Vicente Barros e Inés Camilloni en el libro La Argentina y el cambio climático. De la física a la política (Eudeba, 2016), presentado ayer en la sede del Servicio Meteorológico Nacional (SMN). La alerta llegó en un año de intensas lluvias y desbordes de ríos y lagunas que han dejado ciudades bajo el agua en varias provincias, rutas anegadas y pérdidas millonarias en el sector de la producción agrícola. Los datos que el SMN recopila desde hace 145 años revelan que el volumen de lluvias creció 20% entre 1961 y 2010 y que la temperatura, en promedio, subió 0,5°C.

Para los próximos 25 años se proyecta una aceleración de ese aumento y la región con mayores cambios sería el noroeste del país, con subas de hasta el 1,5°C.

"Un aspecto negativo de las crecientes precipitaciones de las últimas décadas son las cada vez más frecuentes inundaciones. Éstas constituyen las catástrofes de origen natural que mayores daños económicos y sociales causaron en la Argentina en los últimos tiempos", se sostiene en la publicación, que fue editada por Eudeba.

En otro estudio del Banco Mundial se indica que, en 2015, sólo en la provincia de Buenos Aires las lluvias afectaron 800.000 hectáreas y se perdieron casi 6000 cabezas de ganado. Esto representó pérdidas por 652 millones de dólares.

Según se consigna en el reporte, el costo de las inundaciones ribereñas implica el 49% del total anual por desastres naturales, mientras que el de las inundaciones urbanas significa otro 46%. El informe fue hecho el año pasado por un equipo de expertos en desarrollo sostenible, medio ambiente y recursos naturales. En total calcularon que los daños causados por el agua equivalen cada año al 0,7% del Producto Bruto Interno (PBI).

Contribución

"Nadie puede eludir el tema del cambio climático en la agenda de aquellas personas que toman decisiones. Esta publicación es una enorme contribución para esos destinatarios", sostuvo Celeste Saulo, directora nacional de SMN e investigadora del Conicet, encargada de presentar el libro.

Barros recordó que para desagotar en sólo dos meses el agua de la inundación de 2003 en la pampa deprimida habría sido necesario un canal con el caudal del río Uruguay. "Siempre digo que mientras las obras de contención no estén nos vamos a seguir inundando. Sin embargo, después de la obra también nos vamos a seguir inundando. Por eso es tan importante que se perfeccionen los sistemas de alerta temprana como los que elabora el SMN", dijo el experto del Departamento de Ciencias de la Atmósfera de la Universidad de Buenos Aires.

En el mismo sentido, la coautora del libro, Camilloni afirmó: "Todavía no sabemos cuánto es el máximo que puede llover en la Argentina. Las precipitaciones en lugares como Comodoro Rivadavia lo demuestran". La investigadora se refirió así a las lluvias extremas que azotaron media ciudad patagónica y que registraron un desvío de 1660% más de lo que llueve normalmente.

La combinación de las precipitaciones cada vez más frecuentes y extremas y las altas temperaturas también genera la propagación de enfermedades que antes se veían en otras latitudes, como el dengue, el zika o la fiebre chinkungunya.

La temperatura promedio en la Argentina subió al menos medio grado. Y en algunas regiones, como la Patagonia, el alza llegó a 1°C. En gran parte del país hubo una reducción en el número de días con heladas, mientras que la cantidad de jornadas con olas de calor y de noches tropicales aumentó considerablemente en el norte y este del país.

Las olas de calor son otro gran tema de preocupación de los autores. El fenómeno se produce cuando se registran tres días o más consecutivos con temperaturas mínimas superiores a los 22°C y máximas por encima de los 32°C.

"El problema con este tema es que es difícil dar un diagnóstico y decir que la causa [de una muerte] fue la ola de calor. Entonces hay que analizar cuál es el número normal de muertes para un determinado período. En ese análisis se pueden tener más o menos fallecimientos, pero no hay ningún mes o año en que eso suceda con una diferencia que sea estadísticamente significativa [como ocurrió en el verano de 2013/2014]", indicó Barros, que también redactó la Tercera Comunicación Nacional, que la Argentina presentó en París en 2015.

Diciembre de 2013 fue uno de los más cálidos de la historia. El especialista hizo una investigación en la ciudad de Buenos Aires porque se habían registrado, al menos, 700 muertes más que el promedio del período. Es decir, un 7% más. Este trabajo aún está en análisis, pero los números oficiales del Registro Civil local avalan la hipótesis.

Los "números significativos" a los que se refiere el científico parten de la base de que mientras el promedio de decesos en los meses de verano en la ciudad (diciembre, enero, febrero) es de 9500, desde 1996, según datos del Registro Civil local, en el mismo período del verano 2013/14 la cifra ascendió a 10.204.

Esa ola de calor abarcó desde Mendoza hasta Buenos Aires y desde Córdoba hasta Bahía Blanca, la parte más poblada del país, unos 20 millones de personas.

Señales tempranas

La publicación que se presentó ayer cuenta con un capítulo introductorio del cambio climático a escala global y luego dedica diagnósticos y pronósticos dirigidos especialmente a los tomadores de decisión.

"Las respuestas a las más frecuentes inundaciones se fueron concretando desde hace años, aunque aún faltan obras y, principalmente, sistemas de respuestas que incluyan un amplio abanico de manejo previo, durante y después del episodio de la inundación", indicó Barros. En ese sentido, se destacó que los sistemas de alerta temprana que ya aplica el SMN son muy útiles. Desde hace un par de años el organismo oficial diseña y comunica los grados de riesgo ante la exposición al calor, especialmente para las personas mayores y para los menores de edad.

Los especialistas también creen que los empresarios y los sindicatos deben involucrarse en la discusión de los efectos de un fenómeno que afectará con mayor gravedad a los países más pobres.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/2028944-advierten-que-el-cambio-climatico-agravara-mas-las-inundaciones-en-el-pais

Leer

Inundaciones en sur de Paraguay afectan a 35.000 personas y anegan cultivos


Unas 35.000 personas se han visto afectadas por las inundaciones que sufre el departamento de Ñeembucu (sur de Paraguay), donde 16 distritos están aislados a consecuencia de las lluvias continuadas entre abril y mayo, dijo hoy a Efe el portavoz de la Gobernación departamental, Héctor Griffith.

Griffith explicó que las lluvias han producido el desborde de lagunas, esteros y arroyos del departamento y han anegado pueblos y cultivos, afectando a la producción familiar de los ciudadanos y al acopio de alimentos.

"Muchos (ciudadanos) están afectados por la falta de suministros", remarcó Griffith.

Desde el 9 de mayo que se declaró la situación de emergencia en Ñeembucu, los agentes de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) han acudido al lugar en varias ocasiones para suministrar alimentos a los pobladores.

Sin embargo, la situación en algunas compañías que se encuentran totalmente aisladas por las inundaciones preocupa a la Gobernación, según la fuente, ya que es imposible acceder con vehículos.

Incluso se han tenido que emplear tractores para el traslado de alimentos y medicinas porque los caminos y las rutas están anegados por la subida de las aguas.

El río Paraguay, que bordea el departamento por su límite occidental, tiene una altura de caudal de 7,12 metros cuando la media para estas fechas debería de situarse en torno a 5 metros.

Además, las previsiones meteorológicas, dijo Griffith, no son demasiado alentadoras, ya que se prevé que las lluvias continúen, aunque de forma más moderada, por una semana o más.

Las inundaciones en Ñeembucú afectaron a finales de abril a unas 29.000 personas que desde entonces no han podido recuperarse de los daños ocasionados en sus hogares y medios de vida tras las intensas lluvias caídas, que se han prolongado hasta la fecha.

El departamento de Ñeembucú está delimitado por los ríos Paraguay y Paraná, ambos fronterizos con Argentina.

Fuente: https://www.terra.es/noticias/mundo/latinoamerica/inundaciones-en-sur-de-paraguay-afectan-a-35000-personas-y-anegan-cultivos,642c6306490c1bb33a5347ea77d9abfexoyotkdr.html

Leer

Más 600 familias damnificadas por inundaciones en el sur de Bolívar


En el municipio de Altos del Rosario, sur de Bolívar, las aguas briosas del río Magdalena rompieron un muro de contención y anegaron la población, dejando más de 600 familias damnificadas, informó la gobernación de Bolívar.

Hasta la zona inundada llegó el Gobernador de Bolívar, Dumek Turbay Paz, con 1.000 kits de alimentos, 1.000 kits de aseo, 3.000 hamacas, 30 mil litros de agua potable, alojamientos temporales y subsidios para arriendos.

En la madrugada de este martes, con sacos de arena, voluntarios trabajaba en tapar el boquete por donde ingresaba el agua para evitar mayores afectaciones.

Piden liberar recursos para proyectos macro
"Los alcaldes deben presentar proyectos que cumplan con todos los elementos en los Ocad regionales, no podemos perder más tiempo, el invierno continuará y todas las geografías del Caribe deben ser intervenidas", aseveró el gobernador Turbay quien pidió al Departamento Nacional de Planeación (DNP), Fondo de Adaptación, Ocad regional y la Unidad Nacional de Gestión de Riesgos acelerar recursos.

Turbay propuso una 'aprobatón' de proyectos: que los gobiernos departamentales se unan para revisar de manera detallada los proyectos de prevención contra el invierno, que son urgentes para el Caribe.

“Los gobernadores del Caribe nos vamos a reunir con el director de la Unidad Nacional de Riesgos, Carlos Iván Márquez, y convocaremos al Ministerio de Agricultura para hacer una reparación económica de la zona rural y darle una respuesta inmediata al campesinado de la región Caribe", sostuvo el Gobernador de Bolívar.

El objetivo es acelerar los proyectos para la región Caribe y materializar recursos de regalías para obras como protección, mitigación, vías terciarias y saneamiento básico.

Fuente: http://www.eltiempo.com/colombia/otras-ciudades/inundaciones-en-el-sur-de-bolivar-93556

Leer

Deja tormenta inundaciones en Coyoacán, Tlalpan y Xochimilco


Vecinos de las delegaciones Tlalpan, Coyoacán y Xochimilco reportan diversos puntos de inundación por una fuerte tormenta que azotó esta noche el sur de la Ciudad de México.

De acuerdo con el Observatorio Hidrológico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) alrededor de las 19:00 horas los niveles de precipitación en la zona de Coapa alcanzaron los 203 milímetros por hora. Por más de media hora, los niveles de lluvia en ese y puntos aledaños oscilaron entre los 140 y 180 mm/h de intensidad.

Por la precipitación, el Servicio de Transportes Eléctricos de la Ciudad de México informó que el Tren Ligero mantiene un servicio provisional de la estación Taxqueña al Estadio Azteca. Las principales vías afectadas por tormenta "atípica" son Tlalpan, Calzada de las Bombas, Avenida Miramontes, Paseo del Pedregal, Picacho Ajusco, División del Norte y Acoxpa.

Además de las afectaciones a vecinos y automovilistas, la lluvia de esta noche tomó por sorpresa a las instalaciones del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF), pues la lluvia alcanzó hasta los 80 centímetros dentro de sus oficinas principales. Instituciones educativas como el Tec de Monterrey, Campus Ciudad de México, y la Preparatoria número 1 de la UNAM también reportan afectaciones por la concentración de agua.

Fuente: https://www.sdpnoticias.com/local/ciudad-de-mexico/2017/05/29/deja-tormenta-inundaciones-en-coyoacan-tlalpan-y-xochimilco

Leer