Comunidades de La Paz y Beni inician nueva fase de trabajo para la consolidación de la resiliencia


Inundaciones en Bolivia

Arrancó la segunda fase de una iniciativa interinstitucional para el fortalecimiento y la consolidación de la resiliencia en comunidades de La Paz y Beni, vulnerables a los fenómenos climatológicos.

El Viceministro de Defensa Civil, Oscar Cabrera, y el Representante de la FAO en Bolivia, Crispim Moreira, hicieron el anuncio en la ciudad de Trinidad (Beni), en un acto que abre un ciclo de 15 meses de trabajo, dando continuidad al proyecto “Incremento de la preparación y resiliencia en las cuencas de los ríos Beni y Mamoré” concluido en 2016.

Las acciones serán coordinadas por el Viceministerio de Defensa Civil e implementadas por un consorcio de instituciones conformado por la FAO, Soluciones Prácticas, Ayuda en Acción, Visión Mundial y UNICEF, con el apoyo de la Oficina de Ayuda Humanitaria y Protección Civil de la Unión Europea.

“Queremos trabajar en todo lo que es esa capacidad que deben tener los municipios y las gobernaciones para poder reaccionar a alguna emergencia”, dijo el Viceministro Cabrera.

La iniciativa busca consolidar e institucionalizar estrategias sostenibles de resiliencia y gestión integral del riesgo para reducir la vulnerabilidad de las comunidades indígenas e interculturales, de los municipios e instituciones locales, con la expectativa de que el modelo sea replicado por los gobiernos municipales intermedios.

En esta segunda fase se llegará a cerca de 4.000 familias de seis municipios aledaños a las cuencas de los ríos Beni y Mamoré, lo que significa una inversión que superará los 400 mil euros contando la contraparte de los municipios, informó el Representante de la FAO en Bolivia.

De esta manera se contribuirá a la territorialización de políticas públicas de gestión del riesgo (Ley 602); al cumplimiento del objetivo estratégico de la FAO de incrementar la resiliencia de los medios de vida ante las catástrofes; y al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

FUENTE: FAO

Leer

Presentan segunda fase de proyecto para fortalecer capacidad de respuesta a desastres naturales en La Paz y Beni


1644302

El viceministro de Defensa Civil, Oscar Cabrera, presentó el jueves la segunda fase de un proyecto que se enfoca a fortalecer la capacidad de respuesta a los desastres naturales registrados en comunidades de los departamentos de La Paz y Beni.

"Queremos trabajar en todo lo que es esa capacidad que deben tener los municipios y las gobernaciones para poder reaccionar a alguna emergencia", dijo citado en un boletín de "Soluciones Prácticas".

La segunda fase de ese proyecto busca consolidar e institucionalizar estrategias sostenibles de resiliencia y gestión integral del riesgo, teniendo en cuenta la réplica de buenas prácticas para reducir la vulnerabilidad de las comunidades indígenas e interculturales; municipios e instituciones locales de La Paz y el Beni, bajo una propuesta de modelo replicable en los gobiernos intermedios.

"Son acciones concretas de transferir capacidades y también fortalecer la parte institucional, es decir, darle la sostenibilidad a todos los proyectos que se van a desarrollar, en temas de inversión pública y privada para fortalecer la capacidad de los municipios para responder ante una emergencia", sostuvo Cabrera.

Según ese documento, el proyecto está respaldado por la FAO (La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), Soluciones Prácticas, Ayuda en Acción, Visión Mundial, UNICEF y la Oficina de Ayuda Humanitaria y Protección Civil de la Unión Europea.

Por su parte, el representante de la FAO en Bolivia, Crispin Moreira, dijo que con esa segunda fase se llegaran a capacitar a 4.000 familias de seis municipios cercanos a las cuencas de los ríos Beni y Mamoré.

"Gracias a la cooperación europea, estamos hablando de como 400 mil euros más las contrapartidas de los gobiernos municipales, con los que vamos a fortalecer las capacidades institucionales en el marco de los esfuerzos realizados por el gobierno nacional", indicó.

Leer

Huaycoloro, historia de un río


 Desborde del río Huaycoloro

El Huaycoloro tiene mala fama. Los limeños se asustaron cuando sus aguas lodosas inundaron la Plaza Mayor de Lima durante el Fenómeno El Niño de 1996. Y este año la histeria se propagó cuando el Huaycoloro recobró su cauce y arrasó puentes, caminos y viviendas en Carapongo y Huachipa antes de desembocar cargado de lodo en el Rímac.

El Huaycoloro es asociado a catástrofes y hecatombes ambientales, pero pocos saben que sus avenidas de lodo y piedra sirvieron hace cuatro mil años para diseñar el actual paisaje de Lima Metropolitana.

Pero, ¿dónde nace el Huaycoloro? Domingo recorrió la quebrada del mismo nombre hasta San Juan de Jicamarca, un pueblo olvidado de la provincia de Huarochirí cercano al Paucucha, una extraña cumbre rocosa sobre los 3,500 m s.n.m. que es considerada el origen mitológico del Huaycoloro.

El recorrido nos llevó por un paisaje que parece congelado en el tiempo y sin presencia humana, pese a que colinda con Lima Metropolitana.

A diferencia de la vecina quebrada del río Rímac, en el Huaycoloro no existen autopistas repletas de autos, ni ferrocarril, ni chacras, ni poblados. Solo se ven las enormes zanjas erosionadas por los sucesivos huaicos del reciente Niño Costero. La erosión dejó un curso serpenteante y profundo –ahora seco– con paredes de casi diez metros de altura donde anidan bandadas de loros procedentes de las quebradas del Rímac y del Chillón. Y es así como entendemos su nombre: Huayco-loro.

El acceso a la quebrada es una simple huella carrozable restaurada por la empresa Petramás luego de El Niño Costero. La ruta permite el acceso de nuestra camioneta de doble tracción en medio de un paisaje donde las enormes rocas que arrastró la corriente parecen descansar entre páramos de hierba silvestre de casi un metro de altura.

“Es un paisaje fosilizado”, nos explica Jonathan Palacios, experto en arqueología precerámica, mientras recorre la zona sin dejar de tomar fotografías y tratando de identificar antiquísimos asentamientos humanos y algún geoglifo oculto bajo el nuevo pastizal. “Así fue Lima hace cinco mil años”, insiste.

Es tan silvestre el paisaje que en el camino nos advirtieron no acampar en las alturas porque los "pumas no los dejarán dormir".

Lo cierto es que en el trayecto no vimos grandes felinos pero nos sorprendió ver una jauría de perros de chacra viviendo en los agujeros que dejó el huaico dentro de la quebrada aluviónica.

Agua domesticada

La historia de la quebrada del Huaycoloro se remonta aproximadamente al año 1600 aC, cuando los primeros pobladores de Lima descubrieron que esta correntera de lodo les permitiría dar un gran salto tecnológico: pasar de un estado elemental de agricultura por inundación y de uso limitado de canales de riego; a uno de riego intensivo o por gravedad.

"Conscientes del valor de las corrientes aluviales lograron la hazaña de la domesticación del agua –sostiene Palacios. En este caso, manejando las torrentosas corrientes con fines de modelado del paisaje cultural y agrícola. Aprovecharon las corrientes para crear nuevas áreas de cultivo sobre las vastas superficies onduladas y pedregosas que hasta ese entonces conformaban el valle de Lima".

Si bien este proceso se dio en otras quebradas de la costa central, es en la del Huaycoloro donde se logró preservar los restos arqueológicos como pruebas milenarias de estos procesos pioneros de ampliación de la frontera agrícola.

"Derivaron con pericia parte de su curso para estancar las corrientes lodosas, mediante barrajes o extensos elementos de contención, dando lugar a la sedimentación de los valiosos elementos en suspensión que transportan consigo: limos y arcillas, formando así el primer horizonte de suelo", sostiene el arqueólogo.

Hoy en día vemos con espanto las crecidas del Huaycoloro o las lluvias propias del Fenómeno El Niño. Para los antiguos limeños eran una bendición del cielo que permitía aprovechar el lodo para expandir la frontera agrícola, algo que fue modelando el paisaje de lo que sería Lima Metropolitana.

Hace apenas cien años, la quebrada del Huaycoloro era un lugar de tránsito obligado para las recuas de mulas cargadas de minerales, alimentos y hasta nieve, así como para los viajeros que se dirigían a Jauja, Pasco o Huánuco. Pero todo cambió con la construcción de la Carretera Central y del Ferrocarril del Centro, congelando el paisaje de la quebrada.

Palacios inició sus investigaciones arqueológicas en 1988 en las antiguas ladrilleras de Huachipa, donde las excavaciones en las canteras permitieron estudiar los sucesivos estratos que "son como un libro abierto" para estudiar el desarrollo urbano y agrario de la zona.

Ya casi no quedan ladrilleras, pero Palacios lamenta que las canteras hayan sido invadidas por asentamientos humanos cuando estos agujeros pudieron servir como enormes lagunas para almacenar las aguas cargadas de lodo del Huaycoloro y desecarlas como insumo para los ladrillos que requiere el boom inmobiliario de Lima.

Las excavaciones también permiten evaluar el origen de la cerámica andina. Y es que existe una coincidencia entre el Mega Niño que afectó la costa peruana hace aproximadamente tres mil años con la aparición de la cerámica.

"Cuando las poblaciones de los valles se establecieron plenamente, empezaron a habilitar su propia infraestructura hidráulica, una que les permitió usufructuar el torrente aluvial. A partir de ese momento necesitaron de depósitos arcillosos de calidad", sostiene Palacios.

Agua en Jicamarca

El recorrido por la quebrada del Huaycoloro nos llevó hasta el poblado de San Juan de Jicamarca, con su pequeña iglesia construida en piedra labrada. Sus pobladores aseguran que sus antepasados fueron célebres picapedreros y que "ellos fueron los encargados de construir el frontis y las escaleras de la Basílica Catedral de Lima".

Los ancianos aún conservan las antiguas tradiciones orales que han sido recuperadas por el propio Jonathan Palacios en el libro AGUA, que será presentado este martes 8 de agosto en los ambientes del Museo de Pueblo Libre, por el doctor Tom Dillehay, antropólogo y arqueólogo de la Universidad de Vanderbilt y pionero en las investigaciones en las cuencas de los ríos Chillón y Rímac.

El libro detalla con fotografías e ilustraciones las reveladoras excavaciones en la zona de Huachipa (La Explanada) auspiciadas por la Universidad Peruana Unión. Incluye además un anexo con los testimonios de las complicadas ceremonias realizadas por los antiguos huarochiranos para "llamar la lluvia". Los relatos dejan entrever la antigua influencia territorial de los jicamarquinos, con sus fronteras que llegaban hasta la Pampa de Amancaes, en el distrito del Rímac; e incluso hasta las orillas de las playas en Ventanilla, en el Callao.

Conscientes del valor de las corrientes aluviales lograron la hazaña de la domesticación del agua. Hace apenas cien años, la quebrada del Huaycoloro era un lugar de tránsito obligado para las recuas de mulas cargadas.

 

FUENTE: La República

Leer

Cómo elegir el patrón urbano que funcione mejor para cada ciudad


Ciudad panorámica

Si la autoridad de una ciudad opta por no tomar decisiones en materia de desarrollo urbano, su ciudad perderá una oportunidad única de crecer de forma sostenible. Pero aquellos tomadores de decisiones que se preparan para afrontar el crecimiento, han de planear con antelación y a escala suficiente para crear las condiciones de una estructura espacial compacta. Esta estructura debe estar alineada con las características de la ciudad, generando beneficios para la población y reduciendo al mínimo las externalidades negativas. La promoción de un uso racional del suelo a través de políticas de densidad contribuirá a hacer estas metas duraderas.

Muchas de las problemáticas que afectan a las ciudades se derivan parcialmente de una falta de planificación estratégica integral. La ordenación del territorio se enriquece si se articula mediante una visión de futuro que sea sistémica y está legitimada colectivamente. Esta visión debe construirse considerando los rasgos culturales y físicos únicos de cada ciudad y debe orientar las actividades de todas las partes involucradas para trabajar de forma cohesionada para lograr una misma meta común.

Tres opciones para dar cabida al crecimiento

Para acomodar el crecimiento de la población urbana, las ciudades pueden o bien aumentar su capacidad de carga actual, ampliar sus límites, crear un sistema espacial con nuevas y múltiples centralidades, o utilizar una combinación de todos estos enfoques. La elección debe ser específica para cada contexto y debe estar basada en las proyecciones de crecimiento demográfico, disponibilidad de suelo, características demográficas, aspectos culturales y la capacidad de ejecución de la ciudad, incluyendo la capacidad de inversión y de hacer cumplir los reglamentos. Las treas opciones son:

1. Intensificar

Intensificar la densidad de las áreas urbanizadas existentes mediante el desarrollo de suelo vacío en el interior y el establecimiento de límites de crecimiento, que tendrían que ser reubicados en períodos regulares para evitar la escasez de suelo. La intensificación de la densidad implica regenerar terrenos industriales abandonados y la sustitución de construcciones existentes con edificaciones nuevas que tengan la capacidad de acomodar más personas. La consolidación de las zonas edificadas necesita reglamentos para preservar zonas sin desarrollo y para controlar la tendencia hacia la disminución de la densidad (tanto de personas como de edificaciones).

Este enfoque puede ser adecuado para las ciudades con una fuerte capacidad de hacer cumplir ordenanzas y donde el crecimiento demográfico es relativamente estable. Un ejemplo de éxito es el Límite de Crecimiento Urbano de Portland en los Estados Unidos.

patron urbano intensificar

2. Ampliar

Ampliar la ciudad en la periferia de la zona urbanizada. Las ciudades que crecen más rápido que un uno o dos por ciento anual deben garantizar la existencia de suficiente suelo para acomodar el incremento de población, lo que podría requerir al menos el doble del tamaño del área de suelo existente. La ampliación o extensión de la ciudad que rebase la huella existente debe integrar su infraestructura y sus sistemas de transporte plenamente. El área ampliada debe incluir servicios urbanos, cuya capacidad haya sido calculada para atender también a los residentes que viven en los barrios desfavorecidos de la ciudad existente.

La planeación de una ampliación de ciudad requiere visión y compromiso. El Plan de los Comisarios de Manhattan de 1811, en Nueva York, es un ejemplo de plan de extensión con visión de futuro.

patron urbano ampliar

3. Multiplicar

Multiplicar nodos mediante la construcción ciudades satélites que puedan estar asociadas con aglomeraciones existentes. A pesar de estar separadas físicamente y administrativamente, y ser parcialmente independientes económica y socialmente, las ciudades satélites deberán coordinarse con la ciudad central para aprovechar sinergias y economías de escala. Las ciudades satélites difieren de los suburbios en que tienen sus propias fuentes de empleo y de servicios, lo que evitará que se conviertan en simples ciudades dormitorio. Esta opción es adecuada para grandes ciudades con un rápido índice de crecimiento.

El Plan Integral de Shanghai 1999 - 2020 en China cuenta con nueve ciudades satélites que absorben la emigración de zonas rurales.

patron urbano multiplicar

Tareas fundamentales en la articulación de la visión y la estructura espacial

Así que una vez explicadas las tres opciones de crecimiento, no debes de olvidar que para su implementación es necesario articular algunas tareas fundamentales:

1. Liderar y facilitar el proceso de la visión estratégica

2. Involucrar a todos los actores

3. Proporcionar datos sobre los activos espaciales (medio ambiente, topografía, infraestructura, etc.) para el ejercicio de visión

4. Documentar la visión estratégica preferida

5. Acordar los objetivos estratégicos que se deben alcanzar cada año

6. Desarrollar un marco de desarrollo urbano y el presupuesto para realizar la visión

7. Asignar recursos a través del presupuesto anual del gobierno local

8. Buscar el compromiso de las partes interesadas para desarrollar sus propios planes a fin de lograr la visión

9. Establecer indicadores de desempeño

10. Informar a la comunidad.

 

FUENTE: ONU Hábitat

Leer

Premian buena práctica de apoyo a familias rurales afectadas por Niño Costero


Premiación ing agrónomo

La Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo de Lambayeque otorgó un reconocimiento al Ingeniero Agrónomo, Bernardino Lalopú Silva, quien utilizando la semilla de moringa oleífera, pudo convertir más de 100 mil litros de agua turbia de lluvia en agua potable, para el consumo de familias que resultaron afectadas por la emergencia del Niño Costero.

Autoridades de la Facultad de Agronomía, reconocieron el trabajo del profesional por el impacto y beneficio que generó esta propuesta en comunidades rurales y caseríos de las zonas de Pacora, Picsi, Túcume, Olmos y Jayanca. En estos lugares no existe el servicio de agua potable y donde lo único que tenían al alcance los comuneros, afectados por las lluvias, era el agua turbia de los ríos, que era consumida con riesgos de enfermarse.

“Con esta semilla las familias más humildes han podido tomar agua potable, convirtiendo el agua de ríos en agua lista para consumir, libre de bacterias e impurezas que eran eliminadas por las propiedades de la moringa oleífera. Además hemos dejado semillas, para que puedan tener pequeñas parcelas y ellos mismo puedan cristalinizar el agua que toman” expresó.

Además se destacó el trabajo del Ingeniero Agrónomo en beneficio de las comunidades alto andinas donde se promovió las actividades de reforestación en la zona andina, cadenas de negocios en comunidades campesinas y siembra de hongos comestibles que hoy dan trabajo a cientos de pobladores quechua hablantes.

FUENTE: El Comercio

Leer

Chimbote: municipio verifica si empresas respetan cauce del río Shisho


Río shisho

La alcaldesa de la provincia del Santa, Victoria Espinoza, y representantes de la Fiscalía y de la Defensoría del Pueblo, inspeccionaron la zona adyacente al río Shisho, en el distrito de Coishco, para verificar que las empresas no realicen edificaciones que afecten el cauce de este río.

Durante la emergencia por el Fenómeno El Niño costero, a comienzos de este año, el río Coishco se desbordó varias veces.

Como se recuerda, el desborde del río Shisho, ocasionó que durante varias semanas la provincia del Santa, quedara incomunicada del resto del norte del país. Actualmente funciona un puente Bailey en la zona.

La alcaldesa del Santa denunció que aunque las empresas aún no han levantado edificaciones, sí han encontrado que realizan rellenos por tramos en los que deben transcurrir las aguas del río Shisho.

En ese sentido, Victoria Espinoza pidió a la Autoridad Nacional del Agua (ANA) que realice de manera inmediata los trabajos delimitación del río y se notifique a las empresas pesqueras de la zona.

“Hacia la progresiva cero, hemos encontrado que las empresas están rellenando, exigimos que el ANA ejerza su función y delimite de manera inmediata y que no se continúe con esta problemática, que solo va a poner en riesgo la vida y la salud de las personas”, aseveró.

Recordó que durante la emergencia, se encontró que empresas pesqueras habían construido por donde pasa el cauce del río Shisho, lo cual ocasionó el colapso de la Panamericana Norte.

El fiscal de Prevención del Delito advirtió a las empresas de la zona que deben abstenerse de ejecutar cualquier tipo de trabajo que afecte el normal cauce del río Shisho. 

FUENTE: Andina

Leer

Perú: Alistan los proyectos para reconstrucción en el norte


Limpieza de ríos FEN

A puertas de iniciarse la reconstrucción en la zona norte del país, las regiones afectadas por el denominado “Niño Costero” se encuentran elaborando un minucioso informe sobre los daños ocasionados por este fenómeno natural, el cual será entregado al director ejecutivo de la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (RCC), Pablo De la Flor.

Diversas son las necesidades en cada región, por ello ya se han priorizado las primeras áreas en ser atendidas y se ha destinado los primeros presupuestos para la mejora de carreteras, colegios, etc.

Según detalló el funcionario, los daños que sufrieron las cinco regiones del norte representan el 70% a nivel del país y el 90% de damnificados ocasionados por el fenómeno El Niño Costero.

La Libertad. En una de sus últimas visitas a Trujillo, Pablo De la Flor Belaunde precisó que hay un monto preliminar de 6,400 millones de dólares para ejecutarse en la etapa de la reconstrucción .

El funcionario mencionó que La Libertad es una de las regiones más golpeadas después de Piura y Lambayeque.

“En esta parte del país, hay 1,600 colegios que serán rehabilitados y 900 centros de salud que tiene que pasar por el mismo proceso. Además, hay 65 puentes que tienen que reconstruirse”, comentó Pablo De la Flor.

También se conoció que 247 kilómetros de carreteras se dañaron por las lluvias, las cuales son vías que no concesionadas.

El director ejecutivo de RCC informó que se aprobó la descolmatación de los ríos Virú y Chicama; para el primero se ha presupuestado S/38 millones y para el segundo S/ 98 millones. Estos recursos ya están en las cuentas del Ministerio de Agricultura.

Cabe indicar que un proyecto importante, que es financiado por la empresa privada, es la canalización de la quebrada San Idelfonso, en el distrito El Porvenir, que demandará una inversión de S/ 120 millones.

Piura. Aunque este mes se aprobará el Plan de Reconstrucción; no obstante se conoció que se ha transferido S/ 913 millones a la región Piura para actividades de prevención ante un nuevo periodo lluvioso intenso.

En esta región, Pablo de la Flor señaló que en la quincena del mes enviará un borrador del Plan de Reconstrucción a las autoridades regionales y locales, pues próximamente será remitido al Concejo de Ministros para su aprobación.

Tras recibir el presupuesto, el gobierno regional de Piura lanzó el 20 de julio la licitación para la ejecución de las cuatro primeras actividades de prevención relacionadas a la descolmatación del dren Sechura en el valle del Bajo Piura (S/5,912), descolmatación del dren 1308 (S/5,885), rehabilitación del dique izquierdo del río Piura - Bajo Piura (S/28,614), y la rehabilitación del dique derecho del río Piura - Bajo Piura (S/7,174).

Al respecto, el Colegio de Ingenieros de Piura y la Oficina Anticorrupción advirtieron que la Autoridad para la Reconstrucción redujo los costos de los proyectos que presentó el GR, lo cual podría afectar la calidad de los trabajos.

“Solo se ha contemplado bacheos y una capa de Slurry, eso solo podrá resistir las primeras lluvias, después tendremos las pistas nuevamente rotas y llenas de huecos. El dinero se irá al agua porque las obras no son temporales”, dijo.

 

Asimismo, esta región tendrá a cargo la licitación de la construcción y rehabilitación de las defensas ribereñas de la ciudad, entre Los Ejidos y el puente Bolognesi. Para ello se ha transferido un presupuesto de S/ 172 millones.

Tumbes. Un total de S/ 103 millones invertirá el gobierno central en la región de Tumbes durante la primera fase de la reconstrucción. El monto será utilizado para la descolmatación de los ríos de Tumbes y Zarumilla, donde se invertirá S/ 82 millones y S/ 21 millonesrespectivamente.

De la Flor Belaunde recalcó que ambos afluentes están dentro de los 17 ríos del país que ocasionaron más daño e inundación en la ciudad y el sector agrícola.

Por ello, el funcionario dijo que el Gobierno priorizará el sector transporte y básicamente reconstruirá la infraestructura dañada por las lluvias.

La autoridad nacional puso real énfasis al pedido del alcalde de Casitas, Rodrigo Merino Astudillo, en torno a la carretera de este sector que durante las lluvias dejó en total aislamiento a más de dos mil ciudadanos.

Pablo de la Flor comparte la idea de algunos alcaldes de dragar el río Tumbes, sin embargo esto aún está en evaluación. Dio a conocer que el gobierno central ejecutará directamente las obras y en algunos casos también lo harán las autoridades locales y regionales.

Lambayeque. El gerente regional de la Autoridad para la Reconstrucción con Cambio, César Calderón Morales, afirma que en esta primera fase se invertirá S/ 143 millones para para labores de prevención en las cuencas de los ríos.

“En ese sentido, dentro de poco se estarían empezando a ejecutar actividades y proyectos de descolmatación en los ríos La Leche, Motupe, Chancay, Zaña y Olmos. Las entidades que intervendrán son el Programa Subsectorial de Riego del Ministerio de Agricultura, la Autoridad Nacional del Agua y el gobierno regional de Lambayeque”, sostuvo.

En relación a las fichas técnicas presentadas tanto por los gobiernos locales como regional para su ejecución, el funcionario sostiene que estos detalles se conocerán cuando se termine de elaborar el catastro de daños en la región.

“El primer borrador se tendrá a fines de agosto y a partir de ese momento se empezará a socializar con las autoridades regionales y municipales para afinar detalles. Las obras que se ejecutarán en la etapa de reconstrucción dependen de la priorización que se haga en el catastro de daños”, acotó.

Áncash. Como parte de la reconstrucción, Agrorural ha destinado S/ 30 millones para las zonas afectadas en las provincias Santa, Casma y Huarmey. Sin embargo se cuestiona la elección de las empresas encargadas de ejecutar las obras.

Agrorural ha recibido cuestionamientos de la alcaldesa Victoria Espinoza por las deficientes obras de encauzamiento del río Lacramarca

Recientemente, a causa de los graves cuestionamientos la directora de Agrorural fue cambiada.

Según el reporte de esta región, 458 kilómetros de carreteras están destruidas y 1,243 kilómetros más fueron afectadas; de igual manera, 65 colegios y 15 establecimientos de salud han quedado inhabitables debido a este fenómeno.

FUENTE: Correo

Leer

Lambayeque: invertirán S/ 143 millones en prevención y rehabilitación


Visita a zonas priorizadas para prevención y reconstrucción

Alrededor de 143 millones de soles se tiene aprobado invertir en la región Lambayeque como parte de una fase de prevención que tiene como prioridad proteger la vida de las personas y rehabilitar la infraestructura de uso público en diferentes localidades que sufrieron daños por El Niño costero.

Así lo anunció el gerente regional de la Reconstrucción con Cambios, César Calderón Morales, quien verificó que personal del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento entregó 1,069 módulos temporales de viviendas a igual número de familias de los distritos de Mochumí, Pacora, Jayanca, Chiclayo, Íllimo, José Leonardo Ortiz y Mórrope.

El director ejecutivo de la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios, Pablo de la Flor, declaró recientemente que, hasta el momento, en el país se han entregado 2,000 módulos provisionales y que en los dos próximos meses se distribuirán 16,000 unidades adicionales.

Según lo aprobado por la ARCC, la inversión en la compra de viviendas temporales en Lambayeque supera los 23 millones de soles.

Obras de prevención

El gerente regional de la Autoridad para la Reconstrucción Con Cambios, César Calderón, se reunió con los alcaldes de la Mancomunidad de la Cuenca de la Leche (MMUVAL) a quienes les explicó que en esta zona hidrográfica se harán proyectos por un valor de 57 millones de soles principalmente para proteger la vida de miles de personas y rehabilitar muros de contención dañados por la fuerza del río La Leche.

Luego de visitar los sectores donde se harán los trabajos de prevención, el funcionario les informó que el proyecto Especial Olmos Tinajones (PEOT) rehabilitará dos tramos donde colocará muros reforzados a lo largo de más de un kilómetro. Una de las obras protegerá las impresionantes pirámides de la cultura Sicán o Lambayeque conocidas como El Oro y Las Ventanas, ubicadas en la margen derecha. La otra actividad protegerá la huaca La Merced, ubicada en lado izquierdo del río.

Las fichas técnicas de los dos proyectos se encuentran listas y a más tardar el 30 de agosto se culminará el expediente técnico para iniciar los trabajos que serán culminados en diciembre del presente año. Otras entidades técnicas como el Programa Subsectorial de Riego (PSI) Agricultura y la Autoridad Local del Agua Lambayeque (ALA) harán labores de descolmatación y rehabilitación de bocatomas e infraestructura hidráulica.

Bonos y empleos

Calderón Morales explicó que unos 750 agricultores de Chiclayo, Lambayeque y Ferreñafe que perdieron sus predios recibieron igual cantidad de bonos de mitigación por un monto de 1 millón 157,890 soles. Otro grupo de 496 campesinos recibió semillas con las que instalarán cultivos temporales, fertilizantes y asistencia técnica para recuperar árboles frutales que perdieron durante las últimas lluvias.

Mencionó que tras la emergencia, la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios –con el apoyo del programa Trabaja Perú- también brindó empleo a 1,200 damnificados.

En una primera fase, se dio trabajo a 700 ciudadanos en los distritos de Lagunas, Chongoyape, Pátapo, Cuidad Eten, Santa Rosa, Puerto Eten, Pítipo, Jayanca, Mórrope, Motupe, Pueblo Nuevo, Mochumí, Pacora, Ferreñafe, Zaña y José Leonardo Ortiz.

El mismo programa actualmente da empleo a unas 500 personas en los distritos de Puerto Eten, Íllimo, Olmos, Chóchope, Picsi, Nueva Arica, Lambayeque, Lagunas, San José y Tumán.

Los beneficiarios de las jurisdicciones mencionadas realizan trabajos temporales de limpieza y mantenimiento de calles, descolmatación de canales, instalación de veredas, mejoramiento del sistema de alcantarillado, desbroces de caminos vecinales y otras tareas. La inversión en ambas fases supera 1 millón 200,000 soles y el período de ejecución en cada una es de un mes.

Para evitar el mal uso y garantizar la calidad de las obras, en Lambayeque se creará un observatorio contra la corrupción que estará integrado por representantes de los colegios de Ingenieros, Arquitectos y de la Sociedad Civil, reveló la autoridad regional.

FUENTE: Andina

Leer

Al menos 56 muertos por inundaciones en el sudeste de Asia


Inundación en Hanoi

Al menos 26 personas han perdido la vida en las inundaciones que afectan al norte de Vietnam, mientras en Tailandia se han declarado 28 decesos por el desborde de ríos en el noreste del país y en Laos las autoridades reportan dos fallecidos, informan fuentes oficiales.

Equipos de búsqueda y rescate vietnamitas trabajan para localizar a 15 personas desaparecidas y advierten del riesgo del corrimientos de tierra y las inundaciones hayan dañado las carreteras, apunta el informe del Comité Central para Prevención y Control de Desastres Naturales.

Las estimaciones oficiales cifran en 940 millones de dong (41 millones de dólares o 35 millones de euros) las pérdidas provocadas en Vietnam por el desastre natural.

En Tailandia, diez provincias continúan afectadas por la subida de las aguas a consecuencia de un fuerte temporal de lluvias que azotó la zona durante el pasado julio.

El Departamento para la Prevención y Mitigación de Desastres señaló este lunes en un comunicado que han registrado 1,8 millones de damnificados en las 44 provincias que sufrieron las inundaciones, sin aportar una valoración de daños económicos.

Dos ciudadanos de la provincia de Oudomxay, norte de Laos, perdieron la vida el sábado por una súbita crecida de las aguas a raíz del temporal de lluvias que azotó la región durante el fin de semana.

FUENTE: DW

Leer

Debelan principales prioridades para afectados por Niño Costero


Campamento de afectados fenómeno del niño

La consulta ciudadana “La Voz de Mi Comunidad” realizada a más de 34 mil damnificados por El Niño costero en siete regiones revela que la población demanda rehabilitación de las vías de transporte, oportunidades de empleo y mejora en el suministro de agua potable.

Según la Consulta realizada por la Mesa de Concertación para la Lucha contra la Pobreza (MCLCP), el 46.13% demanda mayor y mejor oportunidad de empleo e ingresos económicos para satisfacer las necesidades básicas de sus integrantes, y también la mejora de la economía local.

En ese sentido, el bono Juntos-Una Sola Fuerza anunciado por el presidente Pedro Pablo Kuczynski es una iniciativa importante, pero debe ampliarse por un año ya que es el ciclo mínimo que toma la etapa de rehabilitación, señaló el presidente de la MCLCP, Federico Arnillas Lafert.

Otro de las solicitudes de las familias se observa en el tema de educación. Este punto alcanza el 40% y ocupa el segundo lugar en el cuadro de prioridades, y la exigencia está referida a una mejora de la calidad educativa, reconstrucción de escuelas y asistencia psicológica.

La construcción y rehabilitación de viviendas seguras ocupa el tercer lugar. Un 39% de familias solicita el apoyo para el acceso a módulos temporales con ambientes saludables, la recuperación de sus viviendas y la reubicación en zonas seguras.

De otro lado, “La Voz de Mi Comunidad” también recoge información sobre las prioridades a nivel de la comunidad. El resultado destaca que el 51% de la comunidad exige la rehabilitación de calles, pistas, carreteras, puentes, trochas y caminos rurales.

En segundo lugar, se observa que un 45% reclama mejora de la captación y suministro de agua para riego y consumo humano, así como el tratamiento de aguas servidas. La erradicación de basurales, la limpieza de causes y la preservación del medio ambiente es otra de las prioridades (42%), que tiene la comunidad de las zonas más afectadas por El Niño Costero.

La consulta ciudadana fue realizada con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en los meses de junio y julio en Piura, Tumbes, La Libertad, Lambayeque, Región Lima, Cajamarca y Ancash, se informó a INFOREGIÓN.

Datos:

  • 34,402 afectados participaron de la Consulta.
  • 60% de participaron fueron entrevistados en los albergues.
  • 27% de familias de Lima Región pide la protección de la niñez frente a estas situaciones.
  • 45% de familias de La Libertad solicita reconstrucción de escuelas.
  • 67% de la comunidad de Piura demanda mayores oportunidades de empleo.
  • 36% de la comunidad de Ancash requiere apoyo para las actividades productivas.
  • 61% de la comunidad de Tumbes reclama mejoras de la captación y suministro de agua.

FUENTE: Inforegión

Leer