Fecha de publicación: 03/02/2017

no es el niño

El 14 de febrero de 1998 en  Lambayeque, al norte del Perú, se registró una lluvia que alcanzó mediciones máximas de 114 mililitros por metro cuadrado. Fueron 14 horas de lluvia debido a que en aquella época el fenómeno El Niño castigaba la costa peruana. Tanta fue la destrucción de las precipitaciones, que muchos creyeron que un nuevo evento no volvería a superar esa magnitud. Pero ayer, luego de 19 años, la historia se repitió. Y con mayor fuerza.

Todo un diluvio

Un cielo gris, atípico al que suele haber en verano en la capital, Chiclayo, alertaba a la población sobre la lluvia.

PUEDES VER: Más de 120 millones de litros de agua se pierden durante época de carnavales

A las 3:00 pm. del miércoles la precipitación empezó a caer de manera ligera, y poco a poco, en horas de la noche, los relámpagos y algunos truenos anunciaban un escenario con el que luego amaneció la ciudad: la inundación total de calles y viviendas.

"Estamos viendo cómo está lloviendo a estas horas, es muy fuerte esta lluvia. Las calles ya son ríos", reportaba desde las redes sociales el usuario Jorge Nizama.

Según los datos del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), fue entre las 7:00 y 8:00 pm. el momento más intenso de la lluvia.

Las personas inmediatamente buscaban cómo proteger las puertas de sus viviendas y negocios para evitar que el agua ingrese a sus hogares.

Llovió desde las 3:00 pm. del miércoles, hasta las 4:00 am. de ayer. En total fueron 13 horas de lluvia.

"En la estación de Chiclayo llovió 36 milímetros (mm), un nivel alto para una ciudad costera. En el distrito de Olmos se registró un pico de 99.8 mm y en la estación Tinajones fue de 79.3 mm", informó Kelita Quispe, meteoróloga del Senamhi.

Pero sin duda la cifra que superó a la de 1998 fue la registrada en el distrito de Jayanca: 120 mm por metro cuadrado, todo un récord.

¿A qué se debió esta lluvia si no hay presencia expresa del fenómeno El Niño? Según la meteoróloga Quispe, estas precipitaciones son el resultado del efecto de los vientos cálidos provenientes del Caribe del continente.

"Todo el perfil atmosférico está a favor para que estas lluvias se registren y se estima que tendremos durante todo febrero eventos similares. Hasta la zona de Ica todavía se van a seguir presentando las precipitaciones", señaló la especialista.

Daños preliminares

En Lambayeque, Ferreñafe y Chiclayo, las tres provincias de la región, los servicios de luz, agua, y principalmente desagüe, colapsaron.

Al amanecer, tanto avenidas, colegios, sedes de instituciones públicas y hospitales como el de Las Mercedes de Chiclayo se encuentran totalmente inundados.

De los 38 distritos con los que cuenta Lambayeque, solo Salas y Chóchope no sufrieron el fuerte impacto de la lluvia.

Los demás distritos como Picsi, Mochumí, Motupe, Pacora, Olmos, Íllimo o Pítipo resultaron seriamente afectados. Los vecinos del pueblo joven Túpac Amaru, de Chiclayo, increparon al alcalde David Cornejo Chinguel su falta de reacción ante este panorama.

Los primeros reportes dan cuenta de las dos primeras víctimas fatales, Magdalena Recalde Cajo (56) y Ángel Ramón Rivera Zambrano (39), quienes se encontraban realizando labores de protección dentro de sus viviendas pero sufrieron electrocutaciones. En Piura murieron otras dos personas.

El informe preliminar del Centro de Operaciones de Emergencia Regional de Lambayeque precisa que el fuerte temporal dejó 220 viviendas colapsadas, 309 casas inhabitables, 528 familias damnificadas y 2,483 familias afectadas.

En pleno centro de la ciudad, en el jirón Elías Aguirre, el tránsito vehicular tuvo que ser cerrado debido a que una vieja casona republicana, donde funcionan tiendas de venta de ropa, colapsó y terminó por desplomarse.

Los chiclayanos miraban atónitos cómo la avenida Elvira García y García estaba completamentete inundada. El emblemático colegio San José también se llenó de agua. Los pueblos jóvenes de 9 de Octubre y José Olaya se encuentran asimismo afectados.

De otro lado, en la carretera Panamericana Norte en el kilómetro 886, a la altura del distrito de Mórrope, el bus de la empresa de transportes Ittsa, de placa B2N-957, fue arrastrado por las aguas del río La Leche, luego que se desbordara en la madrugada por el incremento de su cauce.

El conductor de la unidad quiso pasar ganándole a la fuerza de la corriente, sin lograrlo. Él y sus pasajeros felizmente resultaron ilesos.

Declaran emergencia

Debido a la magnitud de la lluvia y sus efectos, el presidente Pedro Pablo Kuczynski llegó hasta Chiclayo para evaluar la situación.

Tras recibir información tanto del alcalde de Chiclayo como del gobernador regional de Lambayeque, el mandatario informó que en la sesión extraordinaria del Consejo de Ministros la región será declarada en emergencia.

Más lluvias en Tumbes y Piura

Las regiones Piura y Tumbes soportaron el lunes y martes respectivamente, lluvias intensas. El Senamhi informó que estos eventos se repetirán desde la noche de hoy hasta la mañana del lunes 6 de febrero.

Para Tumbes, las precipitaciones máximas se registrarán los días 3 y 5, mientras que para Piura el día 4 de febrero se registrarán lluvias moderadas con valores que podrían superar los 40 mm/día.

Claves

Sin reportes. Las alcaldías de los distritos de Zaña, Nueva Arica, Oyotún y Cayaltí aún no han podido emitir sus informes de daños por no tener acceso al centro del departamento.

Urgente. Los distritos de Lambayeque requieren apoyo con motobombas para extraer las aguas acumuladas.

2,483 es el número preliminar de familias afectadas en esta parte del país. Hubo hasta dos cortes del servicio de luz durante el día de ayer.

Fuente: La República

Otras notícias que te pueden interesar