Después de la provincia de Huarmey, el pueblo de Rinconada en la provincia del Santa ha sido el pueblo más devastado por las lluvias torrenciales y huaicos.

Son 450 viviendas destruidas, dos niños de 1 y 3 años quienes fallecieron, hace siete días su población no tiene agua potable, energía y alimentos; hecho que lo vuelve un pueblo sumamente vulnerable; motivo por el cual el alcalde del distrito de Santa, Germán Rojas Soto, pidió ayuda al Gobierno Central para reconstruir Rinconada.

“Las calles están destruidas, las casas colapsaron, tenemos más de 2 mil personas damnificadas en el pueblo, lo peor de todo es que estamos aislados, es urgente la ayuda, muchas familias no tienen qué comer”, declaró.

Rinconada está ubicada a 50 minutos de Chimbote, es un pueblo netamente agrícola que hoy está devastado.

“Dos niños de 3 y 1 años murieron, es una tragedia lo que hemos soportado estos días de lluvias torrenciales y huaicos. Su casa fue sepultada por lodo, uno camina por Rinconada y parece un pueblo fantasma con una población completamente conmocionada”, remarcó Germán Rojas.

Según el reporte de Defensa Civil, en la provincia del Santa las lluvias torrenciales, huaicos y derrumbes destruyeron 4,500 viviendas, afectaron a otras 15 mil.

La población afectada es de 58 mil habitantes, ocho distritos y 90 caseríos se encuentran aislados, ocho puentes destruidos, más de 12 mil hectáreas de cultivos destruidas por los huaicos.

Por su parte, los alcaldes de los distritos de Macate y Cáceres del Perú (Jimbe) clamaron también por urgente ayuda. También están aislados por la caída de puentes y destrucción de sus carreteras de penetración.

Fuente: http://larepublica.pe/sociedad/857889-huaicos-en-peru-rinconada-el-pueblo-mas-devastado-en-la-provincia-del-santa-fotos